Videos letrados...

Loading...

jueves, agosto 31, 2006

MEMORIA FAMILIAR 2006

HOLA: ESTE ESPACIO ES PARA COMPARTIR LAS ESCRITURAS DE FICCION PRODUCTO DEL TRABAJO DEL PRIMER CUATRIMESTRE.

23 comentarios:

Angel-Zelaya-Junior dijo...

“Tito” le decían…
Allí estaban todos, sentados sobre una cornisa en “La Higuera”, un pueblito boliviano, en pleno invierno y con una gélida noche a sus espaldas.
“Guerrilleros”, “rebeldes”, hasta incluso “mugrosos” eran llamados, pero ellos se consideraban un ejército de paz y por la paz. Sus ideales eran aquellos de “Tito”, y aunque Carlitos, mi tío, no lo aguantaba, lo respetaba como a no muchas personas.
“Tito” era un medico recibido, culto y bien parecido. En unas de sus cartas le escribiría a su madre desde Cuba:
‘Con las materias no me iba muy bien, pero con las ametralladoras no soy tan malo’…
“Tito”, como lo llamaban todos para disimular su nombre, sabia lo que le esperaba… su asma era ahora cómplice de los ‘boinas verdes’ y de los ejércitos bolivianos. Se agravaba más a cada hora, a causa del calido lugar y húmeda estación regional. Sabia que les mentía, pero igual les decía: ‘Los refuerzos de cuba van a venir pronto’… (Si, gélidas noches, cálidos días, como en el desierto.)
Una tarde de julio todos vieron llegar a dos hombres que decían llamarse Héctor y José, uno de buena apariencia, pero el otro de un aspecto dudoso.
Recién dos meses después se enterarán de que José fue en realidad un verdadero guerrillero, no así Héctor, pues fue quien puso en toda la vestimenta guerrillera un sustancia en polvo, la cual podía ser olfateada por los caninos militares y de esa manera destruir la mejor arma guerrillera: La Emboscada.
Normalmente se conoce como “guerrilla” a un grupo de combatientes disconformes con alguna ideología o sistema, pero con ayuda del pueblo (como lo fue en ‘Sierra Maestra’, Cuba) en cambio allí en Bolivia los pobladores eran quienes delataban las posiciones guerrilleras, pues los soldados bolivianos amenazaban con expropiarle su vivienda y las pocas pertenencias que poseían.
Como ya deben imaginarse, hubo varios intentos de asalto contra las fuerzas guerrilleras, curiosamente todas ellas eran precedidas por unidades militares con canes al frente.
Lamentablemente los guerrilleros no tenían forma de descubrir la estrategia, o la trampa, del ‘polvito mágico’ de la que ya hablamos, por lo que en una tarde del mes de agosto, Carlitos (mi tío), a las ordenes de “Tito”, estaba al frente de una emboscada contra las fuerzas bolivianas. Fue entonces cuando, a punto de abrir el fuego guerrillero contra las tropas y unidades republicanas, se escuchó la orden de fuego, pero no del fuego guerrillero contra las unidades republicanas, sino del fuego boliviano contra las tropas guerrilleras. Claro, éstos sabían ya de la táctica guerrillera por lo que basto con poner una carnada y rodear a los guerrilleros para que estos se vieran acabados.
“Tito” fue el ultimo en salir corriendo de aquella trampa, como de costumbre, fue quien cubría la retirada guerrillera muy mal planeada pues estaban en una meseta donde los únicos escondites eran ranuras en la tierra y de vez en cuando una canaleta, y allí estaban los ‘no caídos’ aun en combate, apretujados y tenebrosos, a la espera del gran final, en un hueco en la tierra…
Fueron capturados a las 5:20 de la tarde, el mismo día del golpe fallido guerrillero. Se enterarán que Héctor, el infiltrado en las líneas guerrilleras, fue quien revelo la posición exacta y los movimientos guerrilleros, además también de revelar las ‘claves’ con las que hababan los guerrilleros (casi todas se basaban en llamar a su compañero por otro nombre, un apodo, elegido por el grupo) y principalmente, los nombres en clave con los que llamaban a “Tito”: Ramón, Fernando, y por supuesto, “Tito”…
Un gran amigo de mi tío Carlitos, Urbano, amigo de infancia y juventud de “Tito” y compañero en todo el viaje guerrillero, nos cuenta hoy:
‘Incluso el mismo general boliviano, le tenia un enorme respeto a “tito”, pues para mirar a “tito” había que levantar la cabeza, aunque este desangrándose en el piso…’
Dijeron que “tito” murió por la gran perdida de sangre de una herida de combate en la pierna derecha, a la altura de la pantorrilla, pero creo que basta decir que todos escucharon las dos descargas de las ametralladoras de los capitanes y agentes (entre ellos Félix Rodríguez, agente de la CIA y el oficial Zenteno de Bolivia).
Mientras todo eso sucedía, Carlitos y algunos otros, a unos kilómetros de distancia, rogando no ser capturados, escuchaban la radio… ninguno dijo una sola palabra, y no por el hecho de estar escondidos, cuando por la radio describieron al comandante revolucionario… Carlitos aún no creía la captura de “tito”, Urbano no miraba a nadie e incluso esquivaba las miradas, ‘Pelao’ negaba con su cabeza y ‘Danton’ se agachó… ninguno se animo a hablar, pero en sus caras todos ellos tenían ‘polvo de estrellas’, pues sabían que el espíritu, el carisma, y el corazón de sus fuerzas provenían de “tito”, de su comandante guerrillero: Ernesto “Che” Guevara.
Ángel Nicolás Miguel
5to 3ra 2006

lujanmiranda dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Roxanne dijo...

Hola... bue... este es mi cuento esta un poco largo asi que van a tardar en terminarlo de leer, espero que les guste...

ADIOS ENGAÑO

Tengo una confesión para hacer, aunque seguro ya lo sabés... fui yo. Nunca pensé que iba a tomar tanta importancia... no me arrepiento pero yo solo quería saber la verdad, ahora la sé y todo cambió, de repente desperté en una gran telaraña de mentiras y lo que más me duele es que hubiese preferido nunca averiguarlo. Soy muy rencorosa y aunque me castigues por eso... por todo lo que hice, hay que aceptarlo, me has dado una vida difícil y de niña he quebrantado el cuarto mandamiento y ahora el quinto. He leído la Biblia una y otra vez y compruebo que no conoceré tu reino. Perdóname... tu sabes, para mi no es fácil.
Mis manos sudadas y temblorosas se separaron, puse la frente en alto, me levanté, ya estaba arrodillada e hice la señal de cruz, inmediatamente me dirigí a la puerta y sin mirar a nadie salí de ese enorme y silencioso cuarto con hermosas lámparas y ángeles pintados en las paredes que parecían denunciar la presencia de esta pecadora.
Ya no soy la misma de antes; cambié demasiado, ya no soy esa niña con el vestido a cuadros con una cinta sujetando el cabello y un rosario colgando del cuello. Desde niña creí que mi madre me había abandonado, dejándome sola con mi abuela y mi hermana mayor, los únicos dos familiares cercanos que conozco, ella me dejó sola, con lo difícil que fueron esos tiempos.
Desde niña fui criada para servirte y hacer tu voluntad. Tu eres mi único salvador, y yo, sólo otra pecadora.
No tenía una fluida relación con mi abuela y mi hermana mayor, casi nunca hablábamos, tenía el presentimiento de que mi abuela no quería que hablara con mi hermana, nos mantenía separadas lo mas posible, éramos muy distintas, además era mucho mayor que yo; mi abuela era muy recta, con solo mirarla inspiraba temor, ella me enseñaba como comportarme para ser una niña obediente, que en el futuro se convertiría en tu servidora. A todo lo que demandaba yo obedecía sin reproche alguno, pues era una mujer muy robusta y el temor a los escarmientos eran muy seguidos. Mi abuela con mi hermana siempre discutían en las sombras por la medianoche en el living después de mandarme a dormir, nunca fui a espiarlas para escuchar el motivo de la discusión puesto que lo tenía prohibido, yo solo las ignoraba y dormía sin ninguna inquietud. Luego de la muerte de mi abuela mi hermana tenia 27 años y se hizo cargo de mi. Yo solo tenía 15 años. Ella se ocupo de mi pero aun así era muy distante.
Luego de dos años mi hermana sufrió un accidente automovilístico en donde murió instantáneamente, y de su muerte me habían surgido muchas preguntas sobre mi madre, que ya, una vez fueron tapados por una improvisada mentira.
En el velorio la situación fue muy incómoda, la mejor amiga de mi hermana parecía muy dolorida por la pérdida, lloraba y lloraba en silencio, yo observaba cómo las luces se reflejaban en su rostro lleno de lágrimas; pero lo más raro era la forma como ella me miraba de a minutos, en ese momento había jurado que era de la misma forma que lo hacia mi hermana, una mirada de misterio, anhelo, discresión pero a la vez de insistencia.
Al finalizar el velorio me hallaba escondida tras una corona de flores cuya cinta decía algo como “Nunca te olvidaremos. Tus amigos”. Ese rico aroma a flores inundaba la sala y cuando cerraba los ojos me imaginaba en el paraíso recogiendo flores y aunque eso era lo que más quería, debía esperar tu voluntad. Desde las sombras podía observar a la amiga de mi hermana con una especie de cuaderno muy elegante, estaba forrado en plateado y contenía una cerradura en el dorso, que escondió dentro de su saco, se acercó al cajón inmediatamente y lo acomodó, en el ataúd bajo su cuerpo. La llave de este diario íntimo sólo mi abuela y ella lucían en sus cuellos en horas de misa, en realidad casi todo el tiempo.
“Tal vez es allí donde se encuentre la verdad pensé, tal vez allí decía quien era mi madre puesto que ellas la conocieron, y cuales eran mis orígenes”. Y desde ese instante planeé las diferentes maneras posibles para robar ese diario, luego de esconder ese valioso cuaderno que contenía los sentimientos mas profundos de mi hermana se quebró en llanto, yo también estaba muy mal, estaba confundida tenía sentimientos de tristeza por la perdida de la persona que me cuido toda la vida , pero al mismo tiempo quería robarle algo en mi curiosidad, pero también tenía derecho a saberlo. En el entierro me despedía de la verdad. No tuve tiempo de tomar el diario, cerraron el cajón y enseguida nos trasladamos al cementerio.
El viaje lo sentí eterno, tan silencioso que me aturdía el sonido de mi corazón acelerándose por cada calle que pasaba, el destino se acercaba y la esperanza de saber la verdad se perdía. Al llegar al Necrópolis nos dirigimos al Mausoleo Familiar donde yacían los restos de otros familiares de los que nunca había oído, de un momento a otro acomodaron el cajón y cerraron la puerta del Panteón, pero no me entregaron la llave, vi cuando se la dieron a otra persona que no conocía y que nunca volví a ver. Estaba tan confundida, solo recibí el ultimo pésame, y me llevaron a un hogar católico donde viviría 2 años hasta ser mayor de edad, tal como decía la voluntad de mis familiares. De todas formas ninguna otra persona había reclamado para hacerse cargo de mi. Y me di cuenta de lo sola que estaba en ese momento.
Pasaron los días, semanas y meses en ese hogar en donde yo vivía, llegaron los 2 años y no podía soportar la intriga que me acechaba, sentía una inmensa curiosidad de lo que podía averiguar leyendo ese simple diario. Hasta que simplemente me decidí a robarlo.
Yo con el apoyo de mis mejores amigos, decidimos a ir al cementerio donde yacían los restos de mi hermana, nos dirigimos una noche nublada, fue muy difícil encontrar el lugar, pues nunca había tenido la oportunidad de ir a visitarla. Cuando encontramos el lugar todos estábamos nerviosos y asustados, pero luego de un momento logramos abrir la cerradura de la puerta del Mausoleo, la aceleración de nuestros corazones eran extremadamente fuertes y el mío mas aún... no podía creer que estaba tan cerca de la verdad y del horrible sacrilegio que iba a cometer. Cuando entramos tomamos el cajón y lo sacamos de ese pequeño cuarto, un amigo sujetó el hacha que habíamos llevado y sin dar un respiro pegó el primer hachazo en el dorso del cajón, lo repitió 5 veces, yo solo los escuchaba, no podía ver, ni creer lo que estaba haciendo..., luego se dirigió a mi y dijo que el orificio del cajón ya estaba hecho que por allí podía sacar el diario, era un atmósfera terrorífica la que estaba viviendo, solo quería el diario y lo conseguí.
Después de esa noche todo cambio para mi, mi historia se derrumbó y se partió en mil pedazos. Al día siguiente leí ese diario y supe la horrorosa verdad, mi madre nunca me abandonó.. sino que vivió conmigo durante toda mi infancia... mi verdadera madre era mi hermana, ella me tuvo a los 15 años y mintió sobre su edad mermándose tres años, mi abuela la obligo a mentir y hacerse pasar por mi hermana, después de mudarse a otra ciudad. Mi abuela estaba tan avergonzada de ella y de la nieta bastarda que iba a tener. Ambas pecadoras y yo una egoísta que no puede soportar este dolor, perdóname por buscar la salida mas fácil, y por no poder servirte , solo quiero que toda esta mentira se acabe. Ahora espero que me perdones y no me dejes sufrir el mismo castigo que esas pecadoras.....así me despido de ti y de este mundo que me vió sufrir.


Maira R. Mendez

H4Ck3d! dijo...

La Mafia de los Delantales Blancos
Corrían por ahí los jodidos años ’70 en plena dictadura militar. Mi tío Gustavo militaba entonces con el llamado “partido de la resistencia comunista”. Sí era un loco, en plena dictadura, él era un zurdo. Estudiaba en el colegio nacional donde día a día recibía los azotes de y reprimendas de los milicos, donde día a día iba pensando que algo tenía que cambiar. Era un pendejo todavía, no debería haber tenido mas de 14 años en ese entonces. Pero lo que pasó después, cambió radicalmente el rumbo de su vida, y su final.
Era una cálida mañana en invierno, algún día de julio, en Bs As, cuna de tantos buenos hombres (y otros tantos hijos de mil puta)cuando en un viaje a Bahía blanca un puesto caminero los paró. Eran tres locos a pie, armados hasta los dientes, sin uniformes ni nada, esperando al costado del auto, mientras hablaban con el abuelo. Los escoltaron unos kilómetros más adelante, y luego sin decir nada se fueron. Mi tío preguntó quienes eran, y mi abuelo contestó firmemente, con una voz casi orgullosa:- Los montoneros, carta de triunfo de este país -: Hubo un silencio espectral en el viaje, roto solamente por algún comentario absurdo y cortés sobre el paisaje. Parecía que el tiempo se hubiera detenido en el momento mismo en que el ruido de disparos cruzó el aire. :-Abajo! Abajo la putamadre! -: Gritó el abuelo mientras hundía la cabeza de mi abuela y tíos dentro del auto, y al mismo tiempo, pisaba el acelerador a fondo. Manejando a toda velocidad en la inmensidad de la nada, como es en el sur de las rutas argentinas. Podía olerlo, casi como si estuviera sobre él, el olor a sangra, mi abuelo estaba herido. Llegó a una bifurcación y tomamos otro camino que era distinto, iba a Santa Rosa, Provincia de La Pampa, donde vivían algunos familiares que trabajaban en una empresa de camiones. El abuelo se desmayó, sangraba mucho, y por ratos caía inconsciente. Siguió manejando mi abuela, mientras mi tío y mi papá intentaba detener la hemorragia. Pero aún así, cuando llegaron al pueblo, era demasiado tarde, mi abuelo estaba muerto.
Pasaron así dos largos años y esta vez fue peor, el golpe de estado del ’76, todavía con el miedo a las persecuciones y las balaceras en mente, decidieron partir a Salta, donde aún quedaban personas dispuestas a resistir el duro embate militar. Tranquilamente decidieron empezar de nuevo, hicieron todo lo posible, desde falsear documentos y partidas de nacimiento, hasta la patente y color del auto. Era arriesgado pero tenían que hacerlo.
Fueron hasta Río Tercero, y luego sin escalas hasta Salta Capital, pero no sin antes hablar con los contactos de mi abuelo en San Miguel de Tucumán, esos que lo ayudaron en tantas cosas, y ahora ayudaban a que la familia pudiese volver. Demás está decir que hubo un tiempo de paz, hasta que tres meses después, la pesadilla empezó nuevamente.
Volvía mi tío del colegio a eso de las siete de la tarde. Una cuadra antes de llegar a su casa los vio. Dos tipos de gendarmería en la puerta, revolviendo todo, y unos cuatro más. Mi abuela, mi papá y mis tíos eran detenidos. Ahí estaba mi tío Gustavo, observando a la distancia, impotente si ninguna oportunidad de hacer algo. Esperó que todo terminara y volvió. Cruzó el umbral de la puerta destrozada, todo estaba quemado, el kerosén aun goteaba de techos, paredes y muebles. Rompió en llanto, no podía soportarlo, y tras un instante quieto sobre su cama, guardó su ropa, su cuchillo, y una .45 que tenía la abuela guardada para emergencias, y se fue, marchando a los cerros. De día se ponía su delantal blanco y hacia de cuenta que no pasaba nada, de noche, caminaba por los oscuros pasillos y se perdía en la profundidad del bosque. Poco a poco, despertaba entre sombras y penumbras, y descubría a otros chicos que tenían la misma historia. Así nació una delicada red de militantes, una que se movía bajo el polvo de las tizas, machetes y bancos. Una que pasó desapercibida, pero cuya existencia fue reveladora. La mafia de los delantales blancos.
Una noche después del toque de queda, unos chicos empezaron a seguirlo a paso firme y decidido, como si estuvieran buscando algo. Mi tío y sus amigos los perdieron un momento, pero ante la duda, se separaron y acordaron encontrarse “en lo de siempre” (una casa abandonada en el barrio El Manjón), poco después de caminar un rato, de una esquina y de repente salió un milico, con el fusil en la mano, pidiéndole los documentos. No lo pensó dos veces, era matar o morir, y en un abrir y cerrar de ojos, sacó su .45 y le metió dos tiros en la frente. Se desplomó de espalda ante sus ojos. El terror de la escena lo llenó de miedo, y corrió con el arma en la mano hasta llegar a la casa abandonada. Fue como vivir de nuevo el pasado. Los mismo gendarmes, golpeando y matando a sus compañeros. Esta vez no se quedó mirando, corrió y repartiendo tiros mato a cuatro de los militares, antes de caer al suelo, rendido por los disparos de fusil, pero aún vivo. Ensangrentado y malherido fue a parar a la comisaría, donde probablemente no sobreviviría la noche. El asombro y la retrospectiva parecían no tener fin. Mi abuela, mis tíos, y mi papá estaban detenidos ahí, maltratados igual que él, atados como perros por luchar. Entre lágrimas y sangre, sacando fuerzas de donde no había, se mantuvo despierto toda la noche, cada hora que pasaba, su sufrimiento se hacía mas grande. Cortó con los dientes la soga de su cuello, y al entrar el guardia al medio día para el interrogatorio, lo ahorcó en un perfecto silencio, tomó sus llaves y su arma, y se fue hasta las celdas. Los sacó de adentro, después de balearse con los milicos. Incluso algunos presos, ansiosos de libertad, ayudaron a la toma de la comisaría. Tan rápido como comenzó, todo terminó. Se pusieron sus uniformes y se fugaron en una patrulla a los montes, bajo el sol de la mañana, donde el cruel destino atrapó a mi tío, y bajo la misma oscuridad de la noche que atrapó a mi abuelo, cayó muerto. Para seguir su lucha en el mas allá, contra todas las injusticias y las trifulcas de la historia de nuestra “amada” República Argentina.

Copyleft 2006 H4Ck3d // H.Puppi

Bjôrk dijo...

Idioma Nacional y Literatura.
IEM, Dr. Arturo Oñativia
5º 1ª
2006-09-08
MEMORIAS DE MI ALMA


Nací un 26 de mayo de 1997 en Capital Federal, pero mi alma vago en la tierra desde mucho antes. Crecí con el, acompañándolo siempre y aprendiendo a amarlo, enamorándome de esa persona que no podía verme, que no sentía mi presencia y que nunca podría devolver ese amor que tanto ocupaba en mi, aquel que nadie ocuparía. Ese lugar que había llenado en mi corazón se debía a la sinceridad de su alma, a la simplicidad de su persona, porque nadie podía mirarme con los mismos ojos, ni tocarme con las mismas manos, nunca ninguno hizo que sintiera el calor del amor, la ternura de los besos, nadie jamás pudo reemplazar aquellos temblores de mi cuerpo producidos al verlo pasar o escucharlo hablar o solamente por imaginarme que el estaría en algún lado riendo, respirando para que yo pudiera respirar... aunque el no me viera.
Lo enterramos joven, un 25 mayo de 1997... en el cementerio de la Chacarita.
Tenia solo 35 años. Era una tarde de otoño, de esas en donde las hojas tapan las ventanas y acogen los corazones... una mañana en donde el sueño nos venció a ambos.
Recuerdo que salíamos a pasear a la plaza, estaba enamorada de el, siempre lo estuve, por eso no lo dejaba solo ni un momento, quería que estuviera protegido por siempre, quería que me esperara, que fuera mío...
El se paraba de una manera muy particular, con ese aire que tiene esa gente, “la gente del arte”. Actualmente me dedico al teatro, quiera saber si, esa postura se adquiere con los años o se agrega a los sujetos a la hora de nacer. Tenia una mirada lejana, como si no estuviera donde uno creía que estaba, sus ojos se perdían en la lejanía de sus pensamientos y su mente vagaba mas allá de los limites de la imaginación. Tenia el pelo largo hasta la cintura, rulos perfectos.
Una mañana de 1965, el tenia 3 años. Una mujer se nos acerco y nos dijo:
Que nene tan bonito, que inteligente, seguro escucharemos grandes cosas de el...es una lastima...
¿Qué es una lastima? - Pregunto Esther, su madre.
Que su luz se va a apagar muy joven y que con ella se apagaran todos sus logros. -
Se alejo mirándome, a mi, directamente a los ojos y dijo:
Vos los sabes, ¿No?
Me llene de lagrimas, claro que nadie pudo verlas... Por mi mente pasaban muchas imágenes: una vida sin el... y entonces sonreía, eso era imposible. El solo pensar en no verlo ya era una tortura, no podía imaginar vivir sin el. Fue en ese momento cuando decidí que no podía dejarlo solo y me prometí que no permitiría que nada le pasara.
Pasaron muchos años hasta que otro evento importante golpeo nuestras vidas. Unos niños nos pararon en la calle para preguntarnos “¿Por qué vos tenés un borde plateado?”.Creímos que el niño se refería al “aura” que, muchos dicen, son capaces de ver... pero seguimos caminando porque, después de todo, llegábamos tarde al canal y los camarógrafos tenían que recibir su cheque mensual...
Esa tarde, esperamos al gasista que nos venia a arreglar el calefón. Ese aparato había funcionado perfectamente por años, pero nos pareció que era hora de que lo limpiaran un poco... el tipo no apareció sino 10 días después alegando que “tuvo un pequeño percance” y “no pudo venir antes, pues le fue imposible”. Nos levantamos muy temprano, entrábamos al canal a las 10 de la noche y salíamos a las 6 de la mañana. Nos hicimos el “desayuno”, pues no comíamos mas nada hasta volver a casa a la madrugada, y leímos el diario.
Llegamos al canal y, por supuesto nos cayeron encima mil y una cosas para hacer: programar el día, decidir que programas salían o no al aire, tomarnos el café para mantenernos despiertos, entre otras cosas. Siempre consideré que nuestro trabajo era muy pesado, pero muy divertido al mismo tiempo, teníamos la oportunidad de mirar todas esas películas, de decir si a lo que nos gustaba y no a lo que nos parecía aburrido. Hasta hoy, disfruto disponiendo de las cosas a mi manera, un pequeño detalle que aprendí de mi amado.
El destino no esta escrito, cada uno hace su destino, nosotros ya habíamos planeado el nuestro... queríamos ser importantes, ¡Triunfar! Pretendíamos enfrentarnos a todo lo que se nos pusiera en el camino... en realidad el decidido fue el, porque yo siempre tuve miedo de que no pudiera cumplir sus sueños y eso lo hiciera cambiar de parecer respecto a la vida que teníamos. Y, aunque se que no era muy fuerte y que tenia miedo, mucho miedo, caminaba a su lado sin entender lo que pasaba, mirando a todos y todo.
Cuando volvimos a la mañana, sentí algo extraño, algo en el ambiente no terminaba de convencerme y me prevenía de ingresar en ese terreno, en esa casa que era la nuestra. Pasamos y agarramos el diario, como hacíamos siempre.
Prendimos el calefón, se ducho... Creo que fue una de las pocas veces en las que no entre con el en la bañera, es que algo me inquietaba, algo impedía que respirara en paz. Revise cada una de las ventanas, debajo de la cama, la puerta, la cocina... todo parecía en orden.
Salió de la ducha. ¡Como disfrutaba verlo con los rulos sueltos y como resortitos!
Al parecer estaba muy cansado, porque al instante prendió la radio y se tiro en la cama. Siempre escuchábamos la 98.7 porque pasaban esa música que, el creía, era para “los que apreciaban la buena música”, siempre fue un poco quisquilloso con lo que refería a música, cine y televisión... podría decir que Queen y The Beatles se ganaron la lotería con el.
Comencé a reír tras mis pensamientos sobre sus caprichos culturales y recordé que no habíamos dormido en toda la noche, gracias a que los técnicos, los camarógrafos, los productores, ¡Todos decidieron quejarse! Así que me acosté a su lado y el sueño nos venció a ambos.
Dormimos eternamente. Eran casi las 7 de la tarde y el despertador sonaba mas fuerte que nunca. Creí que estaba realmente cansado ya que no hubo respuesta para ese insoportable sonido. Y faltamos al trabajo... ¡Nosotros nunca faltábamos al trabajo!
Llego la noche y el día. Nuevamente sonó el despertador. Creí que nos encontrábamos en algún tipo de sueño en el que me tocaba contemplar por ultima ves lo que por horas mire pero no vi: alguien golpeaba la puerta gritando su nombre, forzaban la cerradura intentando entrar. ¡No entendí porque no se levantaba y atendía a ese hombre! Y después... comprendí que no estaba en un sueño...
Murió a las 10:34hs de ese día. Sus manos frías demostraban la soledad de su alma y el dolor de su corazón, su cuerpo quieto derrumbado en la cama de nuestra casa se había dormido, para no despertar mas.
Según dijeron, la causa de su partida fue “asfixia por inhalación de monóxido de carbono” que conforme averiguaron, despedía el calefón. Ese aparato que había funcionado perfectamente por años, pero que nos pareció que ya era hora de que lo limpiaran un poco. Ese maldito aparato arrebato la vida de mi amado, terminando con mis sueños. Y nací, exactamente 24hs, 56 minutos y 42 segundos después de su muerte y me encontré sola en el mundo, sintiendo que todo lo que alguna vez significo esperanza ahora significaba desilusión y engaño. Si, ¡El mundo me había engañado! Pero lo único que se me ocurría pensar era “Esperanza es todo lo que tengo, algo tiene que existir, algo que me haga cambiar de opinión” pero no lo encontré, no lo pude ver en mi camino, solo veía manchas, muchas manchas, ninguna tenia forma propia, solo aquella que yo quería darle.
Mucho tiempo paso hasta que comprendí que ese mismo amor que en algún momento me devolvió a la vida, también había muerto por mi.

Bjôrk

lacueva5 dijo...

Memoria familiar 2006
LLANES MAX
CURSO: 5to 1ra I.E.M.
Cuento de ficcion

A veces cuando me pongo a pensar me remoto a los lugares que mi yo conozco ya que por alguna razón no lo sé. Pero lo más rara de esto es esta historia que les voy a contar que comienza algo así.
Cuando pienso en mi abuela, me viene a la memoria su cara que en realidad esta un poco borrosa ya que no tuve muchos recuerdos con ella. Pero comienza así un día salíamos de su casa cuando nos encontramos con el abuelo que nos comunico que debían mudarse para otro lugar, pues no sé porque.
Ellos se mudaron y como a los 4 meses nos preocupamos por su ausencia lo empezamos a buscar, fue muy triste ya de por sí pero la vida debía seguir pero eso me dijeron los mayores. El lugar a donde se lo llevaron nunca lo conocimos, me emprendía a buscarla por la casi todos lo lugares a donde podía estar sin que nadie se enterara, de lo que estaba haciendo así que en un lunes por la tarde cuando no se encontraba nadie se encontraba en la casa la vuelta para buscar algún dato mas.
_Cuatro meses antes, en la casa de Vª Belgrano, donde nos habían venido a visitar –ella con su esposo-desearon, no volver a mudarse y soñaron con construir una casa al lado de la nuestra. Una tarde que se encontraban con los familiares, dijeron que aquello que parecía un sueño, y realmente como si hubiesen entrado en un sueño desde ese momento las dificultades de mudarse desaparecieron. Esa misma noche en una silla del living tocaron la puerta y el esposo salió a tender, era un hombre que les ofrecía prestarles dinero en hipoteca si les reconocía partes de las ganancias de su negocio. En resumen se mudaron, se abrieron un negocio.
La abuela y su esposo advirtieron por fin, que nunca juntarían dinero para pagar. De pronto alguien no se como los visito y les comunico que cuando aparezca un auto nuevo les traería dinero para solucionar sus deudas pero ellos debían dar a cambio algún sobrino como parte del pago un contrabando de bebes respondió –no- solo se debe a que mi esposa quiere saber que es tener un bebe y la abuela respondió que no pero su esposo dijo que por la situación por la que pasaban era delicada y el dijo que lo iban a pensar y que regresaran unas dos semanas después para ver si cambiaban de opinión.
Luego de las dos semanas después regresaron y trajeron con ellos el dinero, tocaron el timbre, si salieron y les dijeron que después de mucho meditar dijeron que como necesitaban el dinero iban a ceder a un sobrino pero era hasta que ellos pudieran devolver todo el dinero. Para poder sacarle un sobrino a su madre no es sencillo y les costo hacerlo para ello le ofrecieron cuidar a uno de ellos y por supuesto la madre accedió de forma muy contenta, por que no sabia nada.
Pasaron unos cinco meses y la madre empezó a extrañar a su hijo Martín por cuanto fue a buscarlo a la casa de la abuela y le contesto que no lo tenia se le había perdido en la plaza ese mismo día ya que fue un descuido que provocó que la madre se angustiara y empezara a llamar a la policía. Luego de esto ella concurrió a hacer la denuncia contado lo ocurrido. Tiempo después la policía interrogo a la abuela y no descubrieron nada extraño. Con el fin de que la madre encontrara a su hijo- además con la preocupación- ella recurrió a una bruja quien le dijo que su hija no se perdió sino que su madre sabia su ubicación.
La madre fue en busca de la abuela y la interrogo hasta que la abuela se quebró de la angustia y revelo lo ocurrido además de más datos para encontrarla.
Y así la abuela por falta de dinero entrego a su sobrino a gente extraña que nunca encontraron por mas que los buscaron.
FIN.

Anónimos xD dijo...

Es medio largo, y un poco delirante, la verdad que no se en que me inspire, pero auqui esta.
EL MILENARIO
Esta es la historia del primo de mi abuelo, un hombre milenario, vivió tanto tiempo que la gente empezó a creer e inventar historias acerca de su persona, había una en la que se decía que su larga vida se debía a la posesión de un anillos estilo el señor de los anillos con lo excepción de que este no te hacía invisible ni era codiciado por miles de personas, simplente extendía tu vida, de una forma significativa, el primo de mi abuelo, llamado Nam Sung Choi, era de origen, como lo dice su nombre, oriental, más precisamente hablando, era de Japón, el pobre era tan viejo que se decía que había pertenecido al cuerpo de oficiales HWA RANG DO, el pobre no se podía ni mover, hasta sus orishás lo habían abandonado, permitiendo que múltiples enfermedades avanzaran sobre el; orishá, si escucho muy bien, vivió tanto tiempo, que hasta experimentó la religión afro americana.
Entre tantas historias que se cuentan de el, se dice que presenció la ejecución de Ahn Joongun, llevada a cabo por Hiro Bum Hito, el primer militar gobernador japonés.
Se dice que en 1938 debió alistarse en el ejercito japonés al estallar la II Guerra Mundial, vio las cosas mas sanguinarias y violentas que jamás se halla imaginado, peleó junto a su maestro de caligrafía Han Il Dong, y conoció a Han Cham King, con el que iniciaría una amistad que mas tarde se transformaría en una puerta de salida para muchos problemas y momentos difíciles.
Nam Sung Choi no duró mucho tiempo en la guerra, ya que al poco tiempo, unos dos años mas tarde, es encarcelado, junto a su amigo, por pertenecer al grupo independentista Kwan Ju, al ser encarcelado, se declara su sentencia de muerte, fechada para el día 30 de agosto de 1945, Nam Sung Choi y Han Chan Kim comparten su celda con Chon Hon HI, figura que más tarde se convertiría en un eslabón importante en el ejercito japonés.
Nam Sung Choi logra salvar su vida, ya que días antes de su sentencia de muerte finaliza la guerra.
Al quedar liberado decide reiniciar su vida, despidiéndose para siempre de su gran amigo. Al poco tiempo se enamora de una geisha, pero nunca pudieron estar juntos debido a las “reglas” geishas, esto no evitó que tuvieran encuentros clandestino, ni que soñaran su futuro juntos, la desgracia vino cuando Nam Sung Choi se enteró de que su geisha estaba embarazada, fue cuestión de tiempo, que las geishas mas expertas se enteraran de lo sucedido.
Su geisha fue ahogada, para evitar la deshonra de todas las demás, para evitar que ese honor que tanto les costo conseguir fuera manchado, Nam Sung Choi se fue de Japón, y nunca más se supo de el.
Se dice que se pegó un tiro, algunas personas dicen verlo deambulando por las calles en las solitarias noches de Japón, y otros, dicen haberlo visto en el templo de Daruma, el templo Shaolin ubicado en el monte Shaoshik, en las lejanías de Japón.

Petrinovic-Armada-Guerra dijo...

Los abuelos
El abuelo decía muchas cosas tontas y contaba muchas veces las mismas cosas. Esa es la etapa en la que todo el mundo empieza a pensar que el abuelo ya está viejo y es un pobre opa al que no le da la cabeza ni para acordarse lo que ya dijo hace veinte minutos. Y esa es la decadencia senil. En occidente tendemos a creer en la tercera edad como un mal propio de la vida mientras que en otras culturas se los considera sabios por la larga vida vivida. La realidad es que nadie quiere ser viejo, no ese viejo al que le duele la cadera y que ya no escucha bien. Yo conozco dos viejos muy cercanos a mí, muy diferentes pero con extrañas vidas sagradas, con raras historias.

…………………………………………………………………………………………….
La conocí en un pueblito por el que pasé cuando paramos con el ferrocarril antes de seguir el viaje. Yo en ese entonces todavía no era maquinista pero era radical. Ella tenía el pelo negro y vivía con su familia en una estancia, se hacía la fifí. Era una señorita bien, de su casa. Empezamos a noviar, siempre con mucho respeto. Cuando podía pasaba por el pueblo y la llevaba a dar un paseo por ahí.
Los peronistas estaban avanzando y me querían destruir a toda costa y me metieron preso en la cárcel de Deboto por cuarenta días. Mamá vino hasta la cárcel el día de mi cumpleaños con una torta, viste como es la vieja, sagrada, siempre en todo. A los dos días de su visita me soltaron. Fui a casa a ver a papá y a mamá. Coco, mi hermano mayor se juntaba con los muchachos a discutir y a militar. Eran todos radicales, me seguí llenando de todas esas ideas mientras les cebaba mate. Y juré para siempre defender la ideología.

……………………………………………………………………………………………

Cuando estaba casada con Jorge no nos faltaba nada. Eso sí, nos dábamos todos los gustos, las nenas tenían sus muñequitas y como en esos tiempos la gente siempre estaba a la moda nunca nos faltaba ropa. Pero Jorge me pegaba y yo siempre digo: a mi ya me cagó la vida un hombre pero ya está muerto y nadie me va a joder. Encima teníamos que vivir con la pelotuda de la mamá de él. Cuando Jorge llegaba venía y me cagaba a palos por esto y por el otro y yo me la tenía que vancar y después iba y la besaba a la madre, a ella le traía chocolatitos y regalitos, con ella todo dulce y conmigo un hijo de puta. Pero yo no le hice caso todo ese tiempo porque el día era precioso, tejía, hacía las casitas para vender en la feria de Plaza Francia, charlaba con Gustavo que me venía a ver, era un muchacho tan lindo y bueno, si vos vieras traía masitas para tomar unos mates conmigo, éramos amigos aunque él era jovencito, unos 19 años debería tener. Todo era hermoso hasta que llegaba Jorge con esa cara de culo que siempre tenía y a cagarme a palos y con besitos a la tarada de la madre que encima se hacía la pobrecita.

…………………………………………………………………………………………….

Querida Betty:
La vida me premia por mi esfuerzo y por el cariño que te tengo, ahora soy maquinista. Estoy haciendo muchos viajes y me resulta difícil llegarme hasta tu casa para llevarte a caminar por la peatonal tomados de la mano. Pero esto es importante porque me permitirá poder comprar una casita en donde vivir y tener a nuestros hijos cuando nos casemos.
Mi amor por vos es indiscutible. Te amé desde el primer momento en que te vi, amé y amo la tersura de tu piel y tu negros ojos fijos, amo tus vestidos de verano y como caen elegantes en tu figurita.
Recordaré por siempre ese baile de carnaval en que me tiraste papel picado y harina en la cabeza mientras pasabas milongueando con Pepito. Después te paraste atrás de tu madre y supe que era el momento de sacarte a bailar. ¿Te acordás del vals y el tanguito medio lento que nos bailamos? Pepe me dijo al otro día que éramos pura elegancia y pasión bailando. Sentirte cerca, con mi mano en tu cintura era suficiente para hacerme feliz.
Espero ansioso el día del reencuentro. Me despido con muchos cariños y con la promesa de volver una de estas tardes de primavera a buscarte por tu casa con un ramillete de flores que hagan juego con uno de tus vestidos preciosos.
Fausto
………………………………………………………………………………………….....

Ya no pude soportarlo más y me fui con las nenas a un departamento que alquilamos con Marcela. Que se pensaba ese pelotudo, que me iba a seguir aguantando que me pegue. No ya tenía suficiente y por eso nos fuimos con las nenas. Mónica en esos tiempos ya estudiaba en la universidad. Así que yo empecé a trabajar limpiando en una casa de familia y Marcelita me ayudaba con laburitos que agarraba. A Paola, que era muy bonita, la mandamos a la escuela Nacional de Modelos Argentinas. Todo era genial, no teníamos ni vasos porque yo no me quise llevar nada de esa casa porque todo ahí era del chanta ese, pero nosotras solitas nos fuimos comprando colchones y la vajilla. Lo que Jorge pensaba era que no íbamos a aguantar y nos volveríamos a penas no tengamos nada para comer; pero no volvimos.

…………………………………………………………………………………………….

Yo conozco una mina con la que nunca le pifiamos Fausto, no cobra mucho y sabe del oficio.
Che Malena acá mi amigo Faustito necesita compañía.
Invita algo pa´ tomar tu amigo?
Hoy cobró la quincena.

…………………………………………………………………………………………….

Betty de mi alma:
Sigo trabajando demasiado. Ya estamos en verano y no pude ir a verte. El trabajo está muy fuerte y hay que luchar todos los días por la quincena.
Con todo esto del peronismo ya los radicales no podemos andar tranquilos por ahí. Me persiguen, Betty y no quiero ponerte en peligro a vos también. Deberemos tomar ciertas medidas de precaución para no exponernos a las garras de estos fascistas corruptos.
La vida nos unirá en un mismo camino y seguiremos caminando juntos por el mismo sendero. Por ahora no puedo dejar de pensar en tus manos suaves como las uvas y en tus abismales ojos negros. ¿Será designio del destino el tener que amarte en la distancia? Todo nos une, muy poco nos separa. Eres mía y yo seré tuyo. Compartiremos para siempre nuestras vidas, uniéndolas con un lazo de sinceridad y amor. Solo basta con tu Sí para que todo se vuelva carmesí en nuestras vidas.
Seguiré extrañandote pero dejo en estas líneas para que quede guardada en tus pupilas la promesa del pronto reencuentro.
Te saluda ansioso por volver a verte
Fausto

………………………………………………………………………………….................

Jorge perdió una pierna. Los médicos dijeron que la última solución era cortarle la pierna entera para que no se le fuera la infección por todo el cuerpo. Pero eso le pasó porque nunca se cuida de nada y para que yo vuelva con él se hizo el pobrecito y terminó perdiendo una pierna. Mirá si hay que ser tonto. Volvimos a la casa a cuidarlo, no podía caminar. Y teníamos que cuidarlo nosotros porque la madre inútil se le había muerto, tantos chocolates y cariños para que cuando él se queda inválido la estúpida que lo cuida soy yo y no la madrecita chocolatosa.
Seguía fumando y de eso se murió. Lo quería mucho pero nada se puede hacer con la muerte. Le dio cáncer de pulmón y se fue muriendo de a poquito hasta que palmó del todo. Y con su muerte vino sin que yo me diera cuenta mi libertad e independencia.

…………………………………………………………………………………………….

Yo sólo quisiera casarme como vos Betty: linda, de blanco y con un caballero buen mozo y pudiente como Fausto. En realidad sólo pido no tener verrugas en la nariz el día en que me zase.
¡Qué verrugas ni ocho cuartos Porota! Todo es amor; amor y paciencia.

…………………………………………………………………………………………….

Abuela ¿cuántos años tenés?
Casi 70.
No parecés de 70.
Es que si querés sos vieja y sino vivís la vida loca como yo.

…………………………………………………………………………………………….

Qué loco lo de Fausto, mirá que comprarse la casa con lo que sacó del casino.
Bue, él puso un poco más de lo que tenía ahorrado y le quedó debiendo al dueño unos pesos. Pero la verdad que un golpe de suerte.

…………………………………………………………………………………………….

Fuimos una semana a Mar del Plata y no podíamos dejar de ir al casino. Ahí me encuentro con Atahualpa Yupanqui, los dos le poníamos a un número y el número salía como arte de magia, no le pifiamos una sola vez. La gente nos seguía en las apuestas y número al que apostábamos, número que salía. Hasta que Betty me dijo: “Fausto cambiá las fichas y vayámonos de acá”. Y así salimos con unos cuantos mangos en el bolsillo.

…………………………………………………………………………………………….

Lolitaaa estoy practicando mandar mensajitos de texto de paso aprovecho para decirte que te quiero mucho. La abuela Naty
La abuela Betty se murió en el 2002, nunca supe exactamente qué pasó. Cayó en terapia intensiva y después de un tiempo ni la tecnología la mantuvo viva. Era una santa y aunque el abuelo trate de justificarse fue él quien la mató con su típico machismo esclavista.

+gabyp+ dijo...

*gabyp
El niño que no nació

Hoy es un hermoso día, son como las 7 de la mañana, el sol ya salió, mamá se levanto y se esta preparando para salir, según lo que escuche anoche vamos a ver a papá, y luego iremos a un consultorio medico.
Durante el camino solo escuche una larga discusión entre papá y mamá, no entendí el motivo, pero algo dentro mío me decía que nada bueno podía pasar. Cuando llegamos al consultorio, sentí a una persona que parecía ser el medico, nos llevo a un curto donde mantuvo una extensa conversación con papá, en el transcurso de la conversación sentí a mamá un tanto nerviosa. Cuando salimos, papá comento que tendríamos que volver mañana, en ese entonces el llanto de mamá inundó todo el camino de regreso a casa. Cuando llegamos la abuela pregunto que sucedía, cual era el motivo por el que mamá lloraba, pero como siempre no tuvieron respuestas algunas.
Esa jornada mamá se sintió muy mal durante el día, por lo cual se la paso acostada, mientras tanto yo me puse a imaginar como seria el mundo en el que yo viviría, como sería el aire, el rostro de mamá y muchas cosas mas. De tanto imaginar paso el tiempo y en lo menos pensado llego el nos encontrábamos en el consultorio, de repente sentí como forzaban a mamá y entre gritos sentí que nos iban nos separar.
De repente cosas extrañas invadieron mi pequeño mundo, y me empecé asentir muy mal.
Desde ese entonces me encuentro en otro lugar y desde aquí puedo ver los errores que cometen las personas por no asumir sus responsabilidades.
Pero no solamente me quede con esa impresión sino seguí hasta el final mirando que respuestas le darían a la siempre atenta de la abuela, entonces cuando ellos llegaron a casa no hizo falta una pregunta sino simultáneamente papá afirmo:”NINGUN NIÑO DEBE NACER SIN SER QUERIDO”

lacueva5 dijo...

Memoria familiar
LLANES Damián
CURSO: 5to 2ra I.E.M.
Cuento de ficción

“Los Familia en la casa”.


Una gruesa ave marrón reposaba en un extremo de la mesa, y en el otro, sobre una orilla de papel arrugado y ramas de perejil, descansaba una fabulosa carne desgarrada y cubierto de migas fritas, con un papel limpio escarolado alrededor de la canilla, junto al que se extendía un abanico de carne condimentada. Entre esos dos extremos rivales corrían líneas paralelas de entremeses: dos pequeñas catedrales de gelatina, roja y amarilla, un plato llano repleto de bloques de manjar blanco y compota roja, un gran plato verde en forma de hoja con un mango en forma de tallo, que contenía porciones de pasas color púrpura, un plato similar con un montón rectangular de higos de planta, un plato de dulce espolvoreado de frutos rayadas, un pequeño cuenco de bombones y caramelos envueltos en papel de oro y plata, y un vaso de vidrio en el que se sostenían unos cuantos tallos de apio. En el centro de la mesa, como custodios del frutero que sustentaba una pirámide de naranjas y manzanas americanas, se situaban dos gordos escanciadores antiguos de cristal tallado, el uno con soporte y el otro con jerez oscuro. Sobre el piano cerrado aguardaba un enorme plato amarillo lleno de budín, tras el que se desplegaban tres escuadras de botellas de cerveza -Salta- y de agua mineral, según el color de sus uniformes, las dos primeras con sus etiquetas azules y amarrillas, y la tercera y más pequeña con sus bandas amarillenta transversales.
Gabriel tomó audazmente asiento a la cabecera de la mesa y, tras echar un vistazo al filo del cuchillo, hundió firmemente el tajante en la ave.
Se sentía perfectamente a sus anchas, pues era un trinchador experto y nada le gustaba más que verse a la cabecera de una mesa bien dispuesta.
—Señorita Ricardo, ¿qué quiere usted que le sirva? —preguntó—. ¿Un ala o una rodaja de pechuga?
—Sólo una pequeña rodaja de pechuga.
—¿Y para usted, señorita Maria?
—Oh, cualquier cosa, señor clemente.
Mientras Gabriel intercambiaba con la señorita julia, platos de ave y de carne y de carne condimentada, Roció iba de invitado en invitado con un plato de papas calientes envueltas en servilletas blancas. Era una idea de Maria Vázquez, que también había sugerido una salsa de manzana como acompañamiento de la ave, a lo que la tía Raquel había dicho que una ave simplemente dorada sin salsa de manzana resultaba suficiente para ella, y que esperaba no verse nunca comiendo algo peor. Maria Vázquez sirvió a sus Hijos, cerciorándose de que recibían las mejores tajadas, y la tía Raquel y la tía Julia abrieron y trajeron del piano botellas de cerveza para los señores y de agua mineral para las damas. Hubo un bullicio de risas y sonidos, los sonidos de órdenes y contraórdenes, de cuchillos y tenedores, de tapones de corcho y tapones de vidrio. Gabriel comenzó a cortar segundas raciones tan pronto como acabó con las primeras, sin servirse a sí mismo. La protesta general fue tan estentorea que no tuvo otro remedio que detenerse un momento para beber un largo trago de cerveza, pues el trabajo de partir le tenía sofocado. Maria Vázquez se sentó tranquilamente a cenar, pero la tía Raquel y la tía Julia siguieron moviéndose torpemente alrededor de la mesa, pisándose una a otra, tropezando una con otra y dándose una a otras órdenes incumplidas. El señor Max les rogó que se sentaran y tomaran la cena, y también lo hizo Gabriel, pero ellas dijeron que tenían tiempo suficiente para ello, hasta que al fin Clemente se levantó y capturando a la tía Raquel, la depositó en su silla entre la risa general.
Cuando todo el mundo estuvo perfectamente servido, Gabriel sonrió y dijo:
—Y ahora, si alguien quiere un poco más de lo que la gente vulgar llama alimento, que lo diga.
Un grupo de voces se alzó para reclamarle a que diera cuenta de su propia cena, y Roció se adelantó para llevarle tres papas que había reservado para él.
—Damas y señores —dijo Gabriel amablemente, según tomaba otro trago preparatorio—, les ruego que tengan a bien olvidarse de mi existencia durante unos minutos.
Se sentó a cenar y no intervino en la charla que se adueñó de la mesa en cuanto Roció se llevó los platos. El tema de conversación era la compañía de ópera que a la sazón actuaba en el Opera. El señor Martín, el Gerente, un joven de piel oscura con un pequeño mostacho, habló muy bien de la primera contralto de la compañía, aunque la señorita Francisco opinaba que su presencia en escena era más bien vulgar. Francisco dijo que había un líder negro que cantaba en la segunda parte de la novela de Morzat con una de las mejores voces de tenores que él había oído.
—¿Le ha oído usted? —preguntó a través de la mesa al señor Martín.
—No —dijo el señor Martín cautelosamente.
—Es que me gustaría conocer su opinión —explicó Francisco—. Creo que tiene una gran voz.
—Tony siempre da con las cosas realmente buenas —dijo el señor Max a toda la mesa.
—¿Y por qué no ha de tener una voz? —preguntó cáusticamente Francisco—. ¿Acaso porque es negro?
Nadie respondió a aquello y Maria Vázquez hizo que la conversación regresara a la ópera de verdad.

Llanes Damián 5º 2º

Sergio dijo...

NeO-HaCk said...
Triste Destino


A mi abuelo

El verano ya estaba por llegar a su fin, por las mañanas Don Víctor, mi abuelo se dedicaba al cuidado de sus plantas , rosas , flores de todo tipo, deleitando la variedad de colores y perfumes de estas preciadas especies.
-Mi vida son las plantas- Decía

Estas eran las palabras que asiduamente repetía una y otra vez Don Víctor dueño de una finca.

Había dedicado desde muy joven, todo su tiempo al cuidado de esa tierra fértil en la que cada año sembraba algo nuevo.
Recuerdo cada momento que pase junto a él, quince años de recuerdos que llenan mis ojos de lágrimas conformadas por felicidad, pero esa felicidad tan bella, en un abrir y cerrar de ojos, se desvaneció en la inmensidad azul.

Hoy los días en casa ya no son como los anteriormente vividos. Si bien últimamente he tenido presentimientos de que algo malo estaba por suceder, aún no había podido entender ¿por que o que ? He debido acostumbrarme a vivir sin las caricias de él, sin el gran anhelo de llegar de la escuela a la expectativa de un gran beso y abrazo de manos arrugadas, sin embargo la voz inconfundible del viejo estaba allí.

El sabe más de mí que yo mismo, el ah sido todo para mí, junto a él crecí, ah sabido con exactitud mis gustos y deseos. Hasta parece que todavía siento sus grandes manos arrugadas acariciándome, hasta lo veo llegar por la puerta de casa, con un gran dulce para mí, OH el compinche de mis travesuras de niño.
¿Cómo decir lo que siento hoy cuando a la casa la ha ganada este silencio hueco?

Es un maravillo día de otoño, el gran cielo azul transparente como el agua cristalina, abriendo las puertas a este viejo, a un mundo mucho mejor, en donde la felicidad eterna lo espera.

El silencio y la espera son rotos por el sonido de las campanadas del reloj que anuncian el paso del tiempo, gran monstruo asesino de humanidades es este.

No soporto el silencio, la soledad, la pesadumbre, no soporto que ya no este acá.

Mi corazón dolido no comprende las razones del ¿Por qué?. Puedo reconocer sus manos, sus ojos claros , su voz que continúa hablándome al oído.

Sufro una agonía tremenda y quiero ayudar a que su alma se eleve hacia las estrellas y allí me espere junto a sus rosas.
Ahora besando su rostro frío, todos los buenos recuerdos vuelven a mi mente. Nada puedo hacer el ya se fue sin despedirse, y no regresará jamás, y yo seguiré aquí junto a esta rosa blanca, manchada de dolor y sufrimiento, pero a la par llena de amor y felicidad, conservando su aroma, fiel a Don Víctor.

Me encuentro esperando que el tiempo pase rápido y que el destino piense en mí, como uno más para volar a las estrellas y allí poder encontrarlo pero por ahora seguiré ahogándome en la vida para recordarlo tal como fue, y con un gran beso en la frente, que se encuentra fría como un pedazo de hielo, te digo adiós, pero siempre vivirás en mi corazón...

PoChO

LEO-LITO dijo...

El primero pero el último conocido carlos cazula 5º2º

Ahora yo, con,17años de edad, recuerdo hace 4 años atra,aquella tarde de verano que yo me encontraba en el patio de mi casa jugando con mi perro, al rato comencé a escuchar risas y carcajadas que venían del cuarto de mi hermana Gabriela allí estaba ella, Cristian y Silvana que son mis hermanos mayores me acerqué muy lentamente sin hacer ruido hasta la habitación y escuché decir a Cristian “no es tu hermano” Silvana respondió no es nada nuestro y ninguno, de nosotros lo vamos a considerar como uno más de la familia. De repente yo entré a la pieza ellos se quedaron callados, los miré a los tres y le pregunté de qué estaban hablando que me den alguna explicación de lo que había escuchado. Cristian me dijo que teníamos un medio hermano que eso le había comentado mi papá la semana pasada cuando el estaba en un estado de ebriedad.
Entonces yo lo espere a mi papá que había salido con mi mamá al centro a realizar unas compras. Pasaron dos horas y media cuando el regresó, yo ya estaba preparado pero muy nervioso para preguntarle y que me explique lo que me había dicho Cristian. El se dio cuenta de lo nervioso que yo estaba y me preguntó qué me pasaba, yo le respondí – necesito hablar con vos- salimos al patio y me preguntó de qué quería qué hablemos yo le pregunté cómo era eso de que teníamos un hermano y el no me había contado nada – eran muy chicos para que yo le contara eso, pero ahora que ya sabes te voy a contar todo. Así me empezó a contar que cuando el tenía 17 años y estaba de novio con una chica de su barrio habían tenido relaciones sexuales sin cuidarse y nació mi hermano Federico. El le prometió a su novia hacerse cargo y comprarle de todo. Así fue pero este amor no duró mucho y se separaron, cada uno siguió su camino, pero mi papá siempre atento a su primer hijo, después se juntó con mi mamá y nos tuvo a nosotros. La ex novia de mi papá se casó con otro muchacho quien le dio su apellido a Federico.
Todo esto qué el me contaba ya había pasado hace 32 años. De ahí yo tenía ganas de conocer a mi primer hermano, mi papá al día siguiente, me llevó hasta la cása de Federico ahí nos conocimos. El ya esta casado mi cuñada se llama Sofía, tengo 2 sobrino Andrea y Gastón, Federico trabaja en flechabus. De ahí en adelante nos empezamos a llevar re bien yo lo considero un hermano más y no como lo consideran mis otros hermanos.

MATU dijo...

MATIAS TRIGO 5º 2º
Hoy con 16 años de vida, pensando y reflexionando. llege a la conclusion de que me hubiese gustado conocer a mi bisabuelo paterno, llamando Sebastian Trigo, el nacio es 19 de junio de 1920 y fallecio el 30 de marzo de 1987 a los 67 años de edad.
EL murio debido a una infeccion pulmonar tras haber tenido un accidente de transito y perforasre un pulmon.Me hubiese gustado conocerlo a el por su personalidas y su forma de ser, segun me conto mi abuelo varias anecdotas que vivio mi bisabuelo.
Hoy en dia la educacion que tengo se la debe en gran parte a el ya que el crio a mi abuelo de forma
excelente y que es la educacion que me dan mis padres hoy en dia.
Era un trabajador tipico de esa epoca, vivio con sus padres hasta los 16 años, edad a la cual se mudo de su casa por problemas familiares.En ese lapso conocio a mi bisabuela Maria Socorro Garay, con la cual salio 5 meses y ella se mudo de su casa para irse con el a BS AS.A los17 años consiguio su primer empleo como repartidor y acomodador de cajas de encomendaciones, tarabajo 5 meses en ese puesto y el jefe al ver su capacidad laboral un dia lo mando a pagar una cuenta al banco, cuenta que rondaba los 15 mil pesos (mucho dinero para un epmleado) pero el era muy honesto y honrado y nunca se le cruzo la idea de robarse el dinero, fue asi que fue he hizo las cosas bien, d esa forma epmezo a ir mas seguido y el jefe un dia le propuso ser el encargado del dinero del sector vip, pero el rechazo la oferta.
La rechazo porque pensaba que era el momento de independizarse y se senita cmapaz de emprender su propio negocio con tan solo 17 años a punto de cumplir los 18 años.Con el dinero ganado mas el aporte de su esposa compro u pequeño local es Fuerte Apache (Bs As) el cual era lo suficientemente adecuado para poner un negocio de comestibles. Su personalidas fuerte hacia qeu el trabajara con mucha dedicacion y con ganas de progrear cada vez mas y mas, se levantaba todos los dias a las 5 de la mañana para ir al mercado ha hacer las respectivas compras; sus hijos (eran 3) lo acompañaban a todos lados pero nunca dejaron de lado el estudio, pero al terminar la primaria abandonaron debido a las bajas notas que tenian, fue asi que se dedicaron de lleno a ayudar a mi bisabuelo, de esa manera no tenian empleados y todo era ganacia y mas ganancias y el negocio crecia cada dia mas.Un dia decidio comprar otro salon para poner otro negocio, el cual seria atendido por sus hijos asi fue creciendo cada vez mas luego tro negocio y hasta que un dia se compro una propiedad y el era un loco por la albanileria y empezo a edificar departamentos para ser alquilados.Un dia decidio venirse de uevo a Salta para abrir un supermercad.La ayuda de sus hijos le fue muy util para su crecimiento pero algun dia sus hijos tendrian que seguir su propio camino y asi fue.Hoy en dia ellos son todos comerciantes (entre ellos mi abuelo) cada uno siguio su camino, imitando a su padre.
Mi bisabuelo se jubilo por asi decirlo a los 40 años en el supermercado Trigo unbicado en barrio universitario que se abrio en 1980 y se cerro en 1983.En sus años de descanso disfruto al maximo su dinero viajando por toda america con mi abuela,Un dia en uno de sus viajes perdio la vida en un accidente de transito.Mi bisabuela murio 3 años mas tarde de la muerte de mi abuelo.

EMI, RO, JULIAN dijo...

Al – Jaza’ir

El ocaso alumbraba la penumbra y la arena del desierto esculpía las tranquilas planicies, mientras el viento serpenteaba sobre los acantilados. Había sido un día agotador, habíamos trabajado toda la jornada sobre un sol azotador, y una dulce brisa mediterránea secaba gradualmente el sudor. Hacia ya tres años que había concluido la guerra, pero todavía se podía oír el retumbante marchar de los legionarios, que actuaron con valentía ante la adversidad del arrogante ejército del Tercer Reich.
Dos días atrás nos encontrábamos en Sidi Bel Abbés (en ese momento sede de la legión) comprando pieles para reanudar la producción, que había estado demorada por la falta de demanda, además de la aturdidora falta de dinares, algo esencial para un comerciante. Rahdjid, el ayudante de mi padre un antiguo guerrero tuareg, había contactado a un comerciante que venia de arenas lejanas. Se trataba de un viejo compañero de su tribu. Mi madre, Abbeline Rougière, una exitosa alquimista y algerina de segunda generación, hija de franceses, excelente persona y docente de la universidad de Kasbah, al frente de la cátedra de sustancias y agentes inorgánicos, se encargaba de conseguir los compuestos para el tratamiento y coloramiento de las pieles. Mi padre, Andrass Mijieff, comerciante y también argelino de segunda generación, era hijo de yugoslavos que tuvieron que escapar de la ocupación turca y llegaron a estas tierras abrasadoras en un barco plagado de esperanzas como también de lamentos y memorias, habían descendido en Beyaïa, y un grupo de tuareg secuestraron a mis abuelos y mi padre. Luego de vivir en las arenas ardientes del Hammam Sidi el Hadj, y haber establecido ya un lazo con los tuareg, mi padre y mis abuelos partieron hacia las profundas arenas del Sahara, mi padre decidió volver con los vientos, las mareas y las gaviotas, las tormentas sofocantes lo llevaron a Aïn-Témouchent, donde se reencontró con Rahdjid quien lo integró al comercio de pieles. Una tumultuosa noche, mi padre tuvo que partir a Kasbah para conseguir los químicos para cuero de camello, cuando salió de Aïn se topó con un pelotón de alemanes que inquietaban a un grupo de niños que jugaban con las cabras, se acercó sigilosamente lanzo una bomba fétida que había comprado en Jahazarí, un mercado en el centro de Aïn, inmediatamente la escuadra giró y empezó a perseguirlo, cuando logró perderlos, se encontraba entre medio de las dunas, una caravana de berberes que se dirigía hacia Kasbah lo recogió, luego de quince horas sobre un camello, arribaron, mi padre descendió en la plaza principal, caminó tres cuadras sobre la avenida Maïrabak El D’Safí, dobló en la esquina del café Etoile, donde se juntaban los gangters y los Haute-s, la gente de clase alta, después de dos cuadras llego al puesto Nkarba, que se encontraba cerrado, se dirigió rápidamente hacia el mercado central, se encontraba todo cerrado, justo antes de que liberara un grito desaforado de odio distinguió una figura escultural que salía de uno de los rincones oscuros, y se dirigía apresuradamente hacia la universidad, mi padre, arrebatadamente, salio corriendo por detrás de la mujer, esta entro por una puerta de hierro al costado de la facultad de ciencias exactas, se ocultó en el flanco izquierdo del callejón que se dirigía hacia la entrada de madera que le seguía a la puerta de hierro, caminó discretamente hasta el hall de entrada, y saltó sobre la misteriosa dama que se encontraba a dos metros de una escultura de Greentel Derfronts un pionero de la química moderna que había fundado la universidad junto con tatara tatara abuelo de Ernest Rutherford de Nelson hacía mucho tiempo atrás, la mujer giró delante de el, se miraron fijamente, mi padre no pudo soltar ni siquiera una sílaba, la mujer con un gesto de gentileza le acerco la mano y repitió dulcemente - Abbeline Rougière, un gusto – mi padre inmediatamente respondió - Andrass Mijieff, igualmente – y conversaron toda la noche, el le mencionó de su profesión y la razón por la cuál el se encontraba allí, ella le recomendó un puestero donde ella compraba sus compuestos, ya que ella dictaba las clases experimentales. Mi padre decidió invitarla a tomar un café, ella aceptó moviendo la cabeza de arriba hacia abajo, luego de muchas charlas de tarde, cafés, sonrisas, llantos, se casaron y se mudaron a Aïn-Témouchent, donde establecieron un local de cueros. Trece meses luego del maridaje llegaron las responsabilidades que vienen al concebir un hijo, además de toda la emoción. Crecí en Ab-El-Namir, un barrio que yace sobre los acantilados que acarician las turquesas aguas del mediterráneo. Fui a un colegio técnico, jugué al rugby en el C.A.R.T. (centre actuelle du rugby toulousain) durante ocho años de mi vida. Fuimos muy felices, hasta aquel trece de marzo de 1948, luego de haber trabajado todo el día en la curtiduría, teniendo en cuenta el cansancio que acarriábanos del la vuelta de Sidi-Bel-Abbés ante el adverso desierto de Wahrán, hallamos una carta de parte del Gral. Henry Petain, sobre el cobertizo blanco, era de color café, tenía un sello de lacre rojo con las iniciales C.G, Charles de Gaulle, que decía: Estimada señora Abbeline Rougière, ante la presente le informamos que por motivos bélicos, usted junto a su familia deberán retirarse de la republica de Argelia, el 31 del corriente, serán trasladados a la República de Nueva Caledonia, en el pacífico sur, sin otro particular la saluda atte el honorable Gral. Henry Petain. Mi madre lagrimeando tomó la carta, la hizo un bollo y la lanzo al la basura. El día treinta de marzo de 1948, nos hallábamos embarcando en el puerto de Wahrán, nos llevábamos todos nuestros recuerdos, esperanzas y expectativas, Nueva Caledonia era una colonia francesa, mis tías, hermanos de mi madre se encontraban allí, la mayoría de mis primos, amigos, sería genial, nos reencontraríamos, a quince leguas sobre el mediterráneo, el capitán gritó al timonel: Allé á gauch, on part vers l'Argentine…

mariel dijo...

Mariel 5to 3ra
Un amor sorpresa
Una tarde de 1946 estaba lista para ir a la pileta que quedaba a dos cuadras de mi casa.
De pronto escuché,sonar el teléfono y una voz desconocida me decia:
-Caty siento algo muy fuerte por vos,pero no tengo el valor de decírtelo-.Y cortó.
Me sorprendi y empezé a pensar "Capaz que se equivoco",o nosé,¿yo?.yo.¿Alguien siente algo por mi?.Y rápidamente corrí hacia el espejo del baño y me miraba raramente y me decia a mí misma:
-¿Yo? tan solo una niña de 14 años,de pelo castaño claro,con ojos marrones y no muy delgada,¿yo?.
Me sentí curiosa al pensar que había alguien que sentía algo por mí ,yo,Dora Catalina Fernandez.No puede ser -me dije a mí mismá- no hay nadie en este mundo que sea capaz de enamorarse de mi.Después de pesar un rato die:
-Es una borma y listo.
Mias amigas llegaron por mi y nos fuimos a la pileta tranquilamente.Estabamos en la pileta,en la merienda (comiendo galletas y tomando jugo).Al rato escuché un griterío que decia:
-¡Llegó Hugo,mirén,ahi está!.
Me dí cuenta que eran Rebeca,Marta,Raquel mis amigas,e Isabel mi hermana menor que tiene 13 años.En el momento del griterío apareció mi hermano Nestor que tiene 17 años y es el "guardavidas" de la pileta.El nos cuida muchisimo,no deja que miremos a nadie y que nadie nos mire,se acercó y dijo:
-Silencio niñas, dejen de gritar.
Me molesta demasiado su forma de creerse el maduro y que nos puede hacer callar,yo siempre le soy indiferente y se va sin decir nada.El piensa que el tener 17 años lo hace mayor de edad para hacerme callar a mí y a mis amigas,aparte ¡TENGO 14 AÑOS! no soy una nena.
Bueno volviendo al tema,llegaba Hugo,el chico del cual mis amigas estaban locas.No es la gran cosa,es alto,de pelo negro,con ojos negros,un típico chico,hay ¡Es un chico como cualquier otro.
Al día siguiente recibí el mismo llamando telefónico y justo antes de salir hacía la pileta con mis amigas y mi hermana,pero está vez el llamado decia:
-Caty ayer te ví en la pileta y éras la más linda de todas.
Y misteriosamente cortó.Esos llamados me estaban empezando a inquietar y sé que quien me llama no se equivoca al marcar el número y sabía bien quien soy porque me había visto en la pileta.Pero seguía creyendo quer era una broma de mal gusto ¡Odiaba esas bromas!.
Bueno después de una semana de llamadas misteriosas y a cierto punto molestas,porque imaginense si alguien los llamára todos los días diciendo cosas lindas.
Mi curiosidad se acrecentó día a día,mi intriga por saber quien era ese muchacho de voz sensual,dulce y seductora ¡Realmente queria saber quien era!.
Los días transcurrían mientras yo buscaba alguna pista que me diera la oportunidad de saber quein era la voz del muchacho en el telefóno.
Entre comentario de amigos y amigas en común,entre idas y venidas a la pileta y momentos compartidos en el mismo barrio ya no me quedaban dudas de que se trataba de Hugo Pedraza.Cómo no darme cuenta de que era él,si el era el único que me decía Caty.Gracias a esto me di cuenta que su personalidad era una corasa para esconder su verdadera timidéz ya que era el muchacho más codiciado por las chicas de barrio.
Entonces decidí ayudarlo a que se despóje de su timidéz para que se acerque más a mí y pueda expresar lo que verdaderamente sentía y a donde quería llegar en está relacion que estaba comenzando a nacer.
Nuestro amor fué tan verdadero y profundo que el tiempo y la distancia no pudieron contra él.
Mis padres me condiconaron a que fuera una profesional antes de casarme,siempre dijeron que la educación y el estar preparado eb la vida era la principal herramienta para enfrentar lo que la vida nos podía deparar.Así fué que me recibí de maestra a los 18 años mientras Hugo ya ejercía su profeción de sastre,esperando con ansias que llegué cada viernes,el reencuentro,darnos un fuerte abrazo,decirnos cuanto nos extañamos y lo mucho que nos amamos.
Después de este año finalmente tuvimos la oportunidad de casarnos y ahora,de comezar el sueño de una vida juntos.
Mariel Jimena Gómez Pedraza 5to 3ra

Julievans dijo...

Hola profe bueno este es un poema que escribi en esos dias que me encuentro sola conmigo misma ..y bueno te lo paso así me das tu opinion...me encanta escribir...ahí va...
Voy a seguir
Estoy perdida, no encuentro salida, la única salida es la muerte...pero tengo que luchar,VOY A SEGUIR ADELANTE.
Quiero morir, mi vida se derrumba de a poco, pero tengo que seguir hasta el fin.
Tal vez en su recorrido encuentre a esa persona que me saque de este mundo y oscuro sueño, que día a día se hace realidad, sólo hay silencio y odio. Yo necesito gritar, descargarme todo lo que tengo guardado hace tiempo, quiero volver a querer...pero tengo, miedo de volver a entrar a esa pesadilla...
Será necesario seguir?¿??¿?? será una pesadilla querer? solo mi corazón sabe si seguir latiendo o no, veo que cada día late menos y que hay una forma de hacerlo latir para siempre y es sentirme por una vez en la vida querida...pero mi ser teme a eso o es porq yo solo quise?..
JuLi
Chan chan ...que te parecio? medio dark no? pero es el mas cortito que escribí..juaz ...dentro de poco voy a subir los otros ..hasta la proxima-...

Julievans dijo...

Hola profe bueno este es un poema que escribi en esos dias que me encuentro sola conmigo misma ..y bueno te lo paso así me das tu opinion...me encanta escribir...ahí va...
Voy a seguir
Estoy perdida, no encuentro salida, la única salida es la muerte...pero tengo que luchar,VOY A SEGUIR ADELANTE.
Quiero morir, mi vida se derrumba de a poco, pero tengo que seguir hasta el fin.
Tal vez en su recorrido encuentre a esa persona que me saque de este mundo y oscuro sueño, que día a día se hace realidad, sólo hay silencio y odio. Yo necesito gritar, descargarme todo lo que tengo guardado hace tiempo, quiero volver a querer...pero tengo, miedo de volver a entrar a esa pesadilla...
Será necesario seguir?¿??¿?? será una pesadilla querer? solo mi corazón sabe si seguir latiendo o no, veo que cada día late menos y que hay una forma de hacerlo latir para siempre y es sentirme por una vez en la vida querida...pero mi ser teme a eso o es porq yo solo quise?..
JuLi
Chan chan ...que te parecio? medio dark no? pero es el mas cortito que escribí..juaz ...dentro de poco voy a subir los otros ..hasta la proxima-...

cArIto dijo...

uNa IlUcIóN
Una noche con mis amigas decidimos salir a bailar, el era amigo de Mario y Alicia, mis tios... Estaba alli sentado en la barra, con un trago en la mano, junto a Mariano y Raul su hermano.
Esa noche nos conocimos. Luego de un tiempo comenzamos a salir...
"El me gusto, y yo le guste" nada nos impedia estar juntos, ecepto la diferencia de edad. "El tenía 25 años y yo solo 15"...
Ya había pasado casi una año de estr juntos. Una noche calida, estrellada festejabamos su cumpleaños, decidimos salir a caminar... Estabamos solos, abrazados, caminando por un lugar muy especial. Conversabamos sobre cuanto nos amabamos y todas las cosas que habíamos pasado juntos.
El me hacia sentir lo que jamas hubiera imaginado sentir con un hombre. Solo con una mirada me demostraba "AMOR"...
Esa noche era perfecta para demostrarle de todas las formas posibles cuanto lo amaba...
Esa noche decidí darle todo lo q soy, mi vida, mi alma; al ser, a ese ser que tanto adoraba. Una persona que en un instante tiro todo nustro amor con unas simples palabras...
Despues depasar ese momento inolvidable, (para mi), me dijo...
"NO TE AMO"...
Luego se marcho sindar explicaciones...
Todas sus palabras, esas palabras de amor eran mentira. Todo lo vivido fue un engaño....
Todo el amor que me demostraba en ese tiempo juntos, fue una ilusión que una niña de 15 años vivio

Sergio dijo...

Carito:Para la mujer la primera vez siempre es tema de memoria y reflexión. En cuanto a tu relato fijate cómo podrías hacer para narrar con mas detenimiento y describir con más fuerza esos momentos claros. Es como muy apresurado que suceden las cosas

Sergio dijo...

Julievans: me gusta tu escritura porque quizás sin darte cuenta te incluis en una serie de escritura tan antigua como el hombre mismo esa que habla de la lucha del ser humano tironeado por dos fuerzas opuestas: eros o el amor y thanatos o la muerte... vos, como adolescente, sentís eso con mucha más fuerza que cualquiera, como un poeta. y tu palabra habilita ese espacio de lucha interior que nos contagia de melancolía recordando nuestra propia soledad adolescente. Te deseo que te encuentres en tu propia palabra....

NeO-HaCk dijo...

Los Entrometidos

Por Alejandro Flores
Alias NeO-HaCk

Todo comenzó una tarde noche de un viernes en el Instituto de Educación Media de la Universidad Nacional de Salta, mejor llamado IEM, en la que dos adolescentes decidieron preparar una broma para el día del estudiante, pero algo sobre extraño sucedió.

En el edificio se escuchaban sonidos extraños gritos y llantos vacilantes y ensordecedores que agudizaban el gran silencio hueco y vacío que inundaba a este colegio secundario, al parecer provenían de un mujer, muy joven por cierto.

Gabriel y Martín quedaron petrificados por un momento largo, pero poco después decidieron investigar lo que estaba sucediendo.

Paso tras paso dieron estos chicos hasta poder dar con alguna pista, pero aún no sucedía nada.

Hasta que en uno de los baños encontraron un mensaje escrito sobre el espejo con lápiz labial color rojo en donde decía “lárguense de aquí, corren un grave peligro”, acompañado de marcas de dedos arrastrados sobre las paredes.

Ese día, ni el clima los ayudo, de pronto comenzó a oscurecer y el cielo comenzó a teñirse de gris, y con una gran tormenta comenzaba la noche en este colegio secundario, en donde cosas inimaginables podían llegar a suceder.

No pasó mucho hasta que pudieron hallar alguna pista, encontraron prendas de mujer, desparramadas por todo el corredor, aunque se dirigían hacia un cuarto en donde supuestamente se guardaban cosas innecesarias de la institución.

La intriga de estos chicos era completamente grande sentían una sensación punzante sobre el pecho, por la mera satisfacción de husmear en este cuarto tan sospechoso. Cuán grande debe de haber sido la intriga de Gabriel y Martín, para llegar a decidir a abrir la puerta que escondía una gran verdad.

Despacio abrieron la cerradura y por la puerta entre abierta lograron ver el contenido de este misterioso cuarto, esas imágenes todavía viven en la memoria de los chicos, los gemidos incesantes con sabor a éxtasis, los movimientos tan bruscos y violentos perdurarán por toda la eternidad.

La directora con esa personalidad tan decente, tan perfecta,… tan vieja; quien lo habría podido siquiera imaginar. Los chicos quedaron sorprendidos con lo que estaba sucediendo, pero no faltó mucho para que estas dos personas se dieran cuenta de que un par de jóvenes muy entrometidos los estaban husmeando, presenciando ese acto tan perverso.

Cuán costoso fue para estos chicos el haberse entrometido en las andanzas de estas personas, les llegó a costar la vida, al igual que a los otros alumnos de tiempos pasados.

Quien mejor que yo para relatarles esta historia tan vulgar que sucede día tras día en el IEM, si! Yo el preceptor…

Anónimo dijo...

Matías Cruz 5º 1ª

Memoria Familiar
Tío Hipi

Estas son palabras de mi abuela materna Tomasa Carral, contadas por mi difunto abuelo Ricardo Saravia...

“El Tío Hipi era un hombre con gran personalidad, chispeante, cuentero. Recuerdo que pasaba en bicicleta y llegaba por nuestra casa a visitarnos. Nosotros vivíamos en el campo y solía quedarse hasta altas horas de la noche. Muchas veces en sus visitas a nuestra casa, el nos contaba cosas increíbles que les sucedían y nosotros, sentados al rededor de un fuego, nos encantaba escucharlo, recuerdo uno de sus relatos”.
El decía que “Una vez yéndose hacia su casa, que quedaba en un pueblo, de repente sintió un peso extra en su bicicleta como si alguien se hubiese subido; y así fue, giró viendo hacia atrás y vio a una mujer vestida de negro, como así también otro día era el cajón de un muerto”.
El Tío Hipi contaba que no le tenia miedo a esas cosas y que por eso el las desafiaba andando a altas horas. También nos contó que hasta peleó con el diablo; a nosotros nos asustaba pero siempre lo esperábamos.
El Tío Hipi fue una persona que murió muy enferma, según comentaron que fue debido una gitana, que lo maldijo, porque el se reía de las cosas que le decían, no creía en nada.

Anónimo dijo...

HOLAS ESTA BUENO ASI QUE LOS FELICITO TA BIEN PERO LOS DEMAS (EL DE DOGO ESTA BUENO TAMBIEN)

Un corto de los chicos de la promo 2007

Este es uno de los productos del taller de cortos de este año en Idioma Nacional de sexto. Espero que les guste. Les cuento que se basó en un poema de Alejandra Pizarnik y el guión y la actuación y todo pertenece a Valentina Ovejero Arauz y a Carolina Cañazares.

Un corto de los chicos de sexto año para compartir

Loading...