Videos letrados...

Loading...

miércoles, noviembre 19, 2008

Por fin quinto 2008

Hola:
Casi a fin de año, los invitamos a conocer un blog pensado para quinto año, en nuestra materia.
Y como buenos invitados, además de poder leer y comentar las entradas de años anteriores, podrán empezar a interactuar con una primera consigna de socialización y de intercambio...
Las producciones creativas sobre la Ladrona de libros están muy buenas. Nos encantaría que las suban para que todos puedan leerlas. ¿Se animan? ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡BIENVENIDOS!!!!!!!!!!!

36 comentarios:

Anónimo dijo...

HOLA PROFE!!!!!!!
ME GUSTA MUCHO QUE MI MATERIA PREFERIDA(Y NO LO DIGO DE CHUPAMEDIA) TENGA SU PROPIO BLOG.
PARA MI LA LITERATURA ES UN ASPECTO SUPER IMPORTANTE. ME ENCANTA LEER POR ESO ESTOY MUY DE ACUERDO CON QUE ESTA PAGINA EXISTA.
APORTE: BUSCAR MAS CORTOS DE LOS CHICOS Y SUBIRLOS.
SOY MARIA ELENA LIZARRAGA DE 5º1º

Anónimo dijo...

SOY YO DE VUELTA PROFE

Anónimo dijo...

PROFE PODRÍA HACER UNA PEQUEÑA INTRODUCCIÓN PARA LOS TRABAJOS DE LA LADRONA DE LIBROS PARA QUE NO QUEDEN MUY COLGADOS CUNDO SE LOS SUBA.UNA BUENA IDEA ES HABLAR UN POCO DE QUE SE TRATA , EL AUTOR Y ABAJO LOS TRABAJOS. DE ESTA MANERA LOS OTROS USUARIOS SE VAN A INTERESAR EN EL LIBRO Y QUIZAS LO LEAN Y PUEDAN HACER SUS PROPIOS COMENTARIOS.
ESTE ES MI OTRO APORTE AL BLOG.
MARIA ELENA LIZARRAGA

Laureana dijo...

Estuve espiando un poco la página y me gustó bastante... Leí varias cosas copadas.
Es interesante que exista esta página, porque muchas veces se critica que los adolescentes están todos podridos, y no leen y no se interesan por la literatura y bla, bla, bla.... y es muy valioso que aquí se ponga en evidencia que lo que se necesitan son ESPACIOS.


Coincido con los aportes de elena: Estaría bueno que suba más cortos (si los consigue...) porque me comentaron que hay muchos muy divertidos, asi que espero que lo tenga en cuenta…

Laureana 5° 1°

Laureana dijo...

Estuve pensando en subir mi final del cuento de la ladrona, pero me da verguenza...

y este es el segundo comentario... chau!

Gianys dijo...

Uh profe esto esta muy buenoo!
mato la ondaa!!
pero aca escriben mejor que yo
ahora tengo que subir lo mio! ya vuelvo besos!!

|u dijo...

Holaaaa profe!!!
bueno esta re buena la pagina me gusta todo lo que escribieron, hay muy buenas producciones y son del IEM :D eso esta bueno.

y bueno como dicen las chicas si hay mas cortos divertidos tiene que subirlos.

(estoy evitando tener errores d ortografia jajaja)

Soy yo pue!! Luciana Aima de 5°1°

Gianys dijo...

profe nose como subir mi trabajo al blogg!!

Anónimo dijo...

Hola profe como le va?? Esta linda la pagina me parece que esta muy buena la idea de que tengamos (y lo digo en plural porque siempre voy a estar visitando) un sitio para que podamos decir lo que pensamos de la literatura y demás... Pienso igual que Laureana en cuanto a que TODAVIA NO ESTAMOS TODOS PODRIDOS... yo por lo menos no estoy totalmente podrida jajja. Me gusta mucho leer, La ladrona de libros me encanto y lo mejor fue hacerle un final porque ya me lo había imaginado antes que nos dígan que teniamos que hacerlo.. bueh... lo sibiría de buena onda solo que ami tambien me da verguenza...


Soy Gabriela M. de 5° 1°

Anónimo dijo...

soy yo de nuevo... Estoy aprovechando la hora de informatica para firmar.. jeje.!
Quizas suba mi final creativo de la Ladrona de libros pero...¿Sera que se interesara en leerlo? ¿Sera que a alguien le gustara? buen nose.. Espero que si.
Nos vemos profe. Se porta bien eh?!

Gabrielita M. de 5° 1°

Anónimo dijo...

OLITAS PROFE!!!

ta espiando un toqesito y ta muii piola la pag... Recien me dijeron q entre xq yo nu sabia : ( pasa q falte!!
We me gusta la idea d q exista una pag. en dond nosotros pódamos dar opiniones y subir lo q escribimos.. Ahora el problema es como lo subo?? jeje toy algo perdida : S...
We tendre q preguntarle en clases o cuando lo vea!!!
Me voii llendo...
Azucena Mercado 5°1°

Anónimo dijo...

jejeje me dijeron q tengo q dejar 2 comentarios asiq toy de vuelta jaja...
Todavia noc como va a ser el final de la novela, pero cuando lo termine de escribir lo subo...
we ahora si me voi tengo q entrar a educacion fisica!!!
ya no púedo faltar xq tengo muchas faltas!!!
Se vemos en clases profe!!!
De new mui piola la idea d q exista este blog. LO FELICITO!!!

Azu 5°1°

Anónimo dijo...

hola profe!!!....jeje bue pasba a ver q tal la pagin... y ta muy buena...spero q siga poniend cosas muy piolsss....



yo rocio arispe....


d 5°1°....el mejor...jeje

|u dijo...

holaaaaaa!! profe bueno. Pronto voy a poner mis creaciones en el blog asi que preparecen jaja
yo puee Luciana Aima es obvio que de 5to 1ra jeje.

Anónimo dijo...

Hola profe!! esta buena la página, lastima que no pueda ver el video, porque estoy en el cole y acá no se puede ver los videos de youtube. Soy Zoe Valeriano 5º1ª

Anónimo dijo...

Profe despues subo mi escrito. chau
Zoe Valeriano

rocio jimenez dijo...

hola soy rocio jimenez la vedad q estan lindas las cosas aqui, pero no pude ver todas, aprovechoi es poco tiempo libre en el colegio y me puse a ver la pagina, no puedo ver los videos porque estan todos caducados, causa de las pendejos de mierda estos que viven jugando en clases, hay q hacerlos cagar a todos.
bueno solo pasaba.
ahh una cosa mas, no puedo registrarme que sistema de mierda!
bss

rocio jimenez dijo...

bueno, es verdad hay q hacerlos cagar a todos, a ver si se amoldan un poco.
bueno nose q mas, toy embolada
la novela me parecio al principio linda pero me cague aburriendo al final, es muy conmoivedora...si, pero da muchas vueltas,ya tan 2 comentarios?
hu de 10
chau

mariaavila dijo...

holaa profee!
muy bueno el blog!!
estan buenisimas las cosas que subieron los otros chicos lei un poco de cada itns y me gusto mucho!
y la novela "la ladrona de libros" esta muy buenaa! la recomiendoo!
lastima que no se pueda ver el cortoo!!

maria avila 5°1°

mariaavila dijo...

preofee dejo mi segundaa vicitaa!
despues entro de nuevoo para subir mi comentarioo sobre la novelaa..estoi de acuerdo con maria elena con eso de hacer una pequeña introduccion..para que los otros chicos que visiten la pagina sepan de que se trata y talvez se interesen en leerlaa por si solos y no por obligacion..jaja.creo que asi es mas interesante y uno le pone mas entusiasmo..

buenoooo chauuuu!!
hasta la prox. vicitaa!!
maria avila 5°1°

Anónimo dijo...

Hola profe...
Esta muy bueno el blog y me parece re bien que la materia tenga un espacio en internet, para poder dejar opiniones o comentarios.
Me gustó la novela. La recomiendo
bueno me voy...
Matías Paredes 5º1º

Anónimo dijo...

Hola.
Dejo mi segundo aporte. No voy a subir mi escrito; se lo presento a mano.
Aguante Juventud Antoniana y Villa Belgrano!!
Matías Paredes 5º1º

Anónimo dijo...

Hola profe!!!
Me parece muy bueno el espacio que nos da para poder expresarnos.
En cuanto a la novela, al principio me parecio aburrida pero al final me encanto
No se que mas poner
Facundo Herrera 5º1º

Anónimo dijo...

Hola profesor.
El espacio que nos da esta muy bueno. Es bueno que la materia tenga un block. Lei "La Ladrona de Libros" y me gusto mucho
Chau
Dario Gomez 5º1º

Anónimo dijo...

hola profe!! mira vos, una alternativa a las clases del iem. parece que varios piensan lo mismo, lástima que nos enteramos medio tarde, jeje. aguante el blog de idioma!! je
alberto

Anónimo dijo...

holisssssssssss profe!!!!!!!!!! posta su materia es lo mas... nuc si leyo mi testimonio, escribi cn el corazon... kiero q lo lea la profe lo leyo y le encanto... la ultima actividad q dio, esa de escribir un cuento m encanto... hace mucho q no escribia y usted nuc cm hizo pero m dvolvio esas ganas d volar cn la imaginacion ota vez...
soy clau vallejos 5º 2º

Anónimo dijo...

ota vzita aki... sorry si escribo asi cm en el metro pro osea yo le pongo la re onda profe!!! usted es lo mas.... no puede ser tan buenito... y piolita... bue...
m voy... y espere ansioso mi cuentito...
clau vallejos 5º 2º

Anónimo dijo...

ENTRE EL ENCIERRO Y LA LUZ



La habitación estaba completamente a oscuras y solo se iluminó cuando entraron en ella, dos oficiales y un despojo de mujer.Los dos hombres la llevaban a rastras y cuando la tiraron al piso , la mujer todavía yacía inconciente.No vendrían en un par de horas, debían esparar a que despertara,o de lo contrario , su trabajo no serviría para nada.

Ella abrió lentamente los ojos , luego de minutos que fueron incontables.Su cuerpo, paralizado no resistía los golpes.Se forzó a recordar su nombre y a los seres que amaba (como hacía cada vez que terminaba así),aunque dos de ellos habían muerto y no supiera nada de la niña ,todo para no olvidar que alguna vez fue feliz, todo para seguir siendo humana .Ella era Kerstin Gretchen.

Kerstin comenzó a pensar en su pasado, queriendo ignorar los gritos que se escuchaban a lo lejos.Se preguntó como estaría Liesel, si habría crecido aunque sea un poco.Después de imaginar un rato a Liesel estirada y menos escuálida, no pudo evitar recordar el rostro de Werner en el tren, con sus ojos apagados, sin un poco de vida que dar.A él le siguió Frederick, que había sido llevado a un lugar que ella desconocía, hace como un año.No trataba de engañarse, lo habían asesinado, pero por lo menos hubiera deseado decirle adiós.

El dolor de esas perdidas, el saber que jamás volvería a ver a sus hijos, ni al hombre que amaba, hizo que se le acongojara el corazón y que grandes lágrimas brotaran de sus ojos y cayeran al inmundo suelo donde estaba acostada.Todo su cuerpo se contrajo, como queriendo lanzar un grito que finalmente fue ahogado.

La puerta volvió a abrirse, y otra vez ocurría lo mismo, golpes, gritos e inconciencia.Cuando Kerstin despertó, su mente empezó a perderse entre millones de preguntas, que comenzaban con un porque.¿Por qué estaba ahí? ¿Por qué la lastimaban? ¿Por qué nadie hacía nada?

Mirara por donde mirara, todo lo que le pasaba no tenía sentido;aunque pensara como sus perseguidores jamás lograría entender.Veía al mundo lleno de injusticia y pobreza, ella solo quería cambiar eso.Cuando Kerstin y Frederick se unieron al Partido Comunista, soñaban co9n conseguir un mundo mejor para todos, libere de las manipulaciones de una minoría poderosa.

Cuando Hitler ascendió como canciller, las reuniones del partido se hicieron cada vez más secretas y luego de que hiciera el golpe de estado, la persecución a los comunistas ya era esperada.Ese hombre había logrado sacar lo peor de cada persona y sabía cómo usarlo para tratar de imponer su idea de superioridad racial y política.

Después de que se llevaron a Frederick, Kerstin no tuvo otra opción que entregar sus hijos a una familia que pudiera protegerlos, sabía que pronto vendrían por ella.A penas tenía dinero para poder escapar, así que luego de dejar a Liesel con la familia Hubermann, se dispuso a huir.Tenía unos amigos que la ocultarían en Dresden, pero es obvio que no llegó, la SS la atrapó en Liev a unos sesenta kilómetros de Munich.

Se sentía el ruido de las puertas que se abrían al mismo tiempo, eso le pareció extraño porque siempre se abrían de a una.Había llegado el turno de su puerta, esta vez no aparecieron los mismos oficiales, sino que vino un hombre que jamás había visto, no era fornido sino más bien menudo, con un rostro de rasgos bien marcados y un uniforme impecable.

El hombre alzó a Kerstin del suelo(no le fue difícil ya que todos los huesos sobresalían en su piel),le tapó la cara con una capucha negra para que no pudiera ver,le ató las manos y la sacó de la habitación.Ella caminaba con lo poco que le quedaba de fuerza, sus piernas temblaban y tropezaban en cada paso,cuando eso ocurría el hombre se veía obligado a sostenerla para que no cayera.

Mientras caminaba Kerstin podía oír los pasos de varias persona delante y detrás de ella, a veces se escuchaban los golpes secos de algo chocando contra el piso, lo único que podía hacer era lamentarse porque sabía que había más como ella, que en ese momento caían al no resistir.

Luego de un rato de andar a tientas, sus pies descalzos dejaron de sentir el frío cemento, y se toparon con tierra helada y barrosa.Por primera vez en mucho tiempo, un viento limpio y fresco, golpeó el cuerpo de Kerstin y la hizo sentir viva.

El guardia que acompaña a Kerstin la soltó y ella cayó de rodillas con las manos atadas hacia adelante.Por los ruidos a su alrededor pudo darse cuanta que lo mismo le pasaba a los otros prisioneros.Se escucharon varias metralletas cargándose, ella sabía que iba a pasar, ninguno de ellos servía más.

Durante esos escasos segundos, pensó en Liesel, Werner y Frederick, el los cuatro paseando como una familia común sin ninguna preocupación mas que la de ser felices.Las balas que pasaban a su alrededor finalmente la alcanzaron y aunque su rostro no se veía, puedo asegurarles que murió feliz.

Maira Mendoza 5º2º

Anónimo dijo...

EL DIARIO DE LIESEL MENMINGER

Todo acabó, solo veo los recuerdos en el horizonte que se pierden y que jamás regresaran a mi mente. Se termino.
El aire esta agitado, el cielo llora cenizas, la tierra se desespera ante la fría y cruda situación que se pone de manifiesto en la pequeña ciudad de Himmelstrasse.
Que pena, observo que Liesel llora, se desespera, grita, jadea e inclina su rostro hacia sus seres queridos, con la tristeza presente en su cuerpo famélico intenta revivir a esos que se encuentran sin vida.
Mientras ella implora al cielo y a la tierra volver solo un momento con su familia, su diario es llevado en medio de todos los escombros. Así como robe el alma a las personas, recuperare el diario de Liesel, en un segundo y lo hare preso de mis aventuras…
“La ladrona de libros” recorrió pueblos, ciudades, países y fue conocido por miles de personas, anhelando ser encontrado por alguien que realmente entendiera el significado y el valor que poseía “La ladrona de libros”.
Pasaron años hasta que llego el primero otoño para el diario, sus hojas se secaron, se volvieron amarillentas, su lomo se encogió y no hubo nada que lo hiciera renacer.
Era un lugar descampado, cálido y desconocido, el diario estaba en medio de algunas hierbas, cuando de repente una niña de aproximadamente trece años paso por aquel lugar, y reconociendo las tapas que contenía la historia de Liesel, lo llevo consigo en medio de sus brazos, camino varios metros y se sentó bajo la sombra del único árbol que se hallaba en ese lugar. Sin importancia y conocimiento la niña abrió por curiosidad el libro que la llevaría a conocer las escalofriantes escenas vividas por Liesel Menmimger.
Leyó de principio a fin, pero todo eso parecía ser ciencia ficción, en aquel momento pensó dejar el libro en el mismo lugar de donde lo había encontrado, pero este le pidió.
-¡Por favor no me dejes! Las páginas del libro lloraban palabras trágicas y tristes que Liesel escribía en aquel sótano que le salvo la vida.
La niña sintió que su corazón latía a gran velocidad y estaba a punto de estallar, pero con voz jadeante cobro valor y respondió.
-¡No te dejare! Tales fueron las palabras que contestaron al llamado del libro.
Juntos caminaron por sendas estrechas e iban sin destino, pasado un tiempo, se encontraron con un anciano que los dirigió hacia un túnel. Entraron. La niña se sentó en una piedra que daba la impresión de estar viva, esta vez abrió el diario y las frases se expandieron por el espacio como lluvia de palabras con sentido imaginario, hubo una luz resplandeciente que ilumino el corredor vacio, triste y solitario. “La ladrona de libros” se proyecto en la pared izquierda como una película, la niña percibió la pena y la nostalgia de aquel día.
La pequeña pudo comprender y sentir el dolor atravesando su cuerpo húmedo y transpirado a causa de la agitación que llevaba por apreciar las imágenes despiadadas y crueles que en ese momento se exhibían y estaba a punto de finalizar,
Llego ese momento, el diario cerro sus tapas y la niña sus ojos, juntos cayeron desplomadas y al unísono su anima y aliento fueron llevados por la muerte, el corazón de la niña aun lleva impreso el recuerdo y el agradecimiento que el diario le entrego por haber sido la única persona que lo recogió del ligar triste y cálido en el que se encontraba. La historia de Liesel se oculto bajo la sombra de la cubierta dura que el diario tenía como tapa. El anciano se agacho para recogerlo, intento abrir pero este no accedía, se dio cuenta que el diario ya sabía que persona tendría el honor y privilegio de leer las paginas aunque estas contengan partes injustas, dolorosas y lamentables, tomo el libro en sus brazos como lo había hecho la nena el día que conoció “ La ladrona de libros”, salió del callejón. Camino varias horas y presintió que alguien lo seguís y le pedía que dejase el libro en medio de los arbustos donde fue encontrado, de alguna manera era la muerte quien se proponía recuperar lo que por derecho le pertenecía, ya que había logrado su prometido. El anciano deposito el diario y se marcho de aquel lugar.
Una vez más la muerte salió triunfante, se apodero del libro y lo llevo consigo igual que lo hace con las almas de las personas, pasaron años y la muerte devolvió “La ladrona de libros” a Liesel quien vivió muchos años después de la masacre y lo esperaba ansiosa.

Sara Quispe 5°2°

Anónimo dijo...

Hola profe!!como esta?
Bueno aqui estoy pasando por el blog y me parecio que esta muy lindo.
Ademas esta bueno tener un lugar para exponer nuestros trabajos,expresar lo que pensamos y mantenernos comunicados a traves de el. NADIA BOGADO 5°1°

Anónimo dijo...

Bueno aqui paso de nuevo, esta vez para hablar un poco de la ladrona de libros. Me parecio un libro muy interesante aunque me confundia(al principio) la forma en la que esta narrado porq nunca lei un libro con esta estrutura y tampoco lo hubiera hecho si no era en el cole jeje.
Realmente lo recomiendo como pasatiempo y aunq yo me tarde mucho en terminar de leerlo, no es muy dificil hacerlo.
NADIA BOGADO 5°1°

Anónimo dijo...

MAX VANDENBURG,CASI EN MIS MANOS

Me va a permitir salir por unos momentos de la historia de la niña Liesel para adentrarnos en la desdicha que sufrió nuestro amigo judío.
Max Vandenburg enfilaba Himmelstrasse con una maleta llena de comida y ropa de abrigo.... En algún lugar cerca de Munich, un judío alemán se abría paso a través de la oscuridad avallasante. Como mencioné anteriormente, habían quedado en que volvería a encontrarse con Hans Hubermann al cabo de cuatro días, junto a la orilla de Amper. Sin embargo, luego de acordar ésto, Max se dió cuenta de lo imposible que sería resistir a esa cantidad de tiempo, por lo que decidió ir en la mañana temprano a dejar una nota de agradecimiento , ya que era lo único que tenía por decirle y remarcarle. “Ya habéis hecho bastante”.
Durante el mismo día, se dirigió a uno de los pueblos más cercanos a él y así buscó refugiarse por un tiempo, pero lo que no sabía era la existencia de un desfile que se asomaría por ese “hogar conseguido”, por así decirlo, por la tarde.
Mientras dormía sobre una manta cerca de unos muros que expresaban el total dominio de Hitler sobre la región al ostentar con grafitis con la cruz caracterizadora, y frases como “algo habrán hecho” y/o “por algo sería”, haciendo alusión a las personas que pensaban distinto a éste; la plaza se llenaba cada instante que pasaba. De pronto, un gran y perturbador ruido se asomó sobre los oidos del durmiente, con lo que debió volver de sus confortantes y seguros sueños, el sonido provenía de la S.S. junto a una gran masa de prisioneros agrupados en hileras como si fuesen un conjunto de almas sin un rumbo fijo, o peor aún, cuerpos con un sólo destino, llegar a mis manos de la manera más cruel existente.
Se sentían continuas órdenes, ¡apresúrense! y ¡déjense de lamentar!, o un stehauf por aquí otro stehauf por allá- ¡levántate!- por parte de los soldados que se aprovechaban de la situación. Vale aclarar que la gente era castigada por “SER”, porque individuos, organizaciones y gobiernos legalizaron la discriminación, el odio y el racismo; algunos fueron asesinados inmediatamente, mientras que otros fueron humillados, maltratados, torturados y despojados totalmente de su dignidad humana, y luego recién asesinados.
En el momento que logró despabilarse por completo, unos oficiales lo vieron postrado sobre los murales y de inmediato se lanzaron hacia él; consecuentemente se le aceleró el pulso, le temblaban las piernas, y se echó a correr como nunca en su vida. Atravesó puestos, carros, pasillos, esquivó cada hombre que se le cruzaba en el camino. Sin embargo, como es de esperar, no se puede contra 50 soldados en busca de un solo individuo, por consiguiente, fue capturado, despojado de su vestimenta y empujado sobre el desfile, para que formara parte de éste, claro que previamente fue maltratado, torturado y golpeado brutalmente. A partir de ese instante, comenzó el martirio para Max.
Me acuerdo que estuve presente en esas destructoras marchas, a cada paso, un alma me acompañaba, ¿por qué? porque de las 700 calorías que les daban por día, no quedaba nada luego de los durísimos trabajos manuales que eran obligados a hacer en las fábricas. Pero no trabajaban todos, los cuerpos andantes eran agrupados según su edad, sexo y la posibilidad de usar sus servicios; esclavo por cierto. Es en el grupo de los más fuertes en el que se lo envió al judío, destinado a trabajar y vivir en la industria química.
Transcurrieron semanas desde que entró en esa sección, todos los días terminaba completamente exhausto, destruido, cansado, desanimado y podría seguir con la lista.... Durante estos períodos, cuando un oficial consideraba inservible a un prisionero ser mandado hacia los terribles campos de concentración. ¿Campo de concentración? según el diccionario “ espacio creado con el propósito de internar en él determinados grupos de personas” pero esta definición no representa los temibles que fueron, nunca recogí tantas vidas en tan poco tiempo y en un pequeño lugar ni con una combinación tan lucida de ingenio tecnológico, fanatismo y crueldad.
El día que Max fue dado de “baja”, se lo envió a través de un nuevo desfile a los trenes transportadores de carga y de ahí a su nuevo hogar- esos horribles depósitos-. Es en el transcurso de esta marcha que ve a Liesel, como te lo conté antes, conduciendo por Molching.
“...Agosto de 1943, allí estaba, con el pelo hecho unas ramas secas, como imaginaba Liesel, y los ojos cenagosos que se abrieron paso hacia ella, saltando de hombro judío en hombro judío. La miraron suplicantes al llegar a su lado. la barba ocultaba el rostro y le temblaron los labios cuando pronunció la palabra, el nombre, la niña, Liesel...”.
Luego de los intensos látigos que sufrieron la niña y el judío, el desfile continuó su camino hacia los trenes. Los muertos quedaban en las calles, tapados con papel de diario después de que me acompañaran sus tan débiles almas. Éstos medios de trasporte tenían su peculiaridad, contenían vagones muy friolentos, con puertas que sólo abrían desde afuera, allí eran encerradas grandes cantidades de personas, sin agua ni alimento, complicándome más mi trabajo.
En éstos “vehículos de la muerte” o “ hacia la muerte” fue llevado Max a uno de los 22 campos que se instalaron en la Segunda Guerra Mundial, Dachau, Sachsenhausen, Stutthorf, Vught, Hinzert, Mauthausen,Bergen-Belsen, Dora, el de Auschwitz-Brekenau, entre otros. Especialmente en éste último, me encontré con 2400 muertos en un sólo día de agosto de 1944.
Allí las condiciones de vida conducían inevitablemente a enfermedades y epidemias graves, sobre todo tifus; otro factor decisivo fue la extrema estrechez en que vivían en una sola habitación. Nuestro amigo judío tenía como compañeros a 2 familias de 7 y otras 2 de 8 integrantes, llegando así a 30 personas, por cuarto; lamentablemente así nadie podía alcanzar los 6 meses de vida.
La vez que me tocó llevar a un compañero de Max, lo ví tan flácido, debilucho, era literalmente un conjunto de palos unidos por ese trapo que se hacía llamar piel. Ese día, a Max le habían contado que los alemanas le habían encontrado uso a los pelos, a la vestimenta, a los cuerpos y hasta las cenizas. Con lo que el miedo era el único sentimiento que lo inundaba cada instante; pensar que el jabón con el que se bañaba podría ser uno de los prisioneros, o la ropa que le proveían, provenientes de los kilos de cabello que se juntaba; eso pensamientos le resultaban insoportables.
De pronto, otra sensación invadió a Vandenburg, la desesperación recorría cada milímetro de sangre que circulaba en su cuerpo; la razón se habían extinguido casi por completo, por lo que cada idea que se formaba, por más insólita y estúpida que fuese, él la veía como la única salida. Es asi que sus propios pensamientos lo condenaron a la muerte, mejor dicho, adelantaban su fecha, se sabía de antemano, que el que entraba en esos campos seguro tenía comprado el boleto al sufrimiento y a la posterior desaparición de este mundo .
-¡Ya sé!, la noche que retiren los cuerpos del campo me haré pasar por uno de ellos y lograré salir de este infierno- pensaba Max en sus momentos de mayor lucidez- Mi plan es perfecto, es imposible que se den cuenta, ¡el olor a podrido es casi el mismo al nuestro!- lamentaba el judío.
Llegada la noche pactada para la realización del plan; se escucharon los motores de los camiones en busca de los putrefactos cuerpos. En ese interín, Max ya se habían colocado entre el montículo que formaban éstos sobre el patio. Cinco minutos después, empezó la carga hacia los acoplados, cuerpo por cuerpo era arrastrado gran parte del camino; se escuchaban caer bolsas y más bolsas de humanos sobre el camión.
Volviendo el plan del judío, hay algo que distingue un vivo de un muerto, ese sencillo proceso que limita los dos mundos, ese que se le aceleró el día que lo capturaron; la respiración y consigo los latidos del casi muerto corazón, le jugarían una muy mala pasada.
Mientras era arrastrado al vehículo, uno de los oficiales sintió un muy bajo pulso en la muñeca que lo tiraba; de inmediato ordenó que se detuviesen y acercó el oido hacia la nariz del "no muerto".
Apenas se sentía un aire recorrer el maltratado rostro, pero para asegurarse apoyó la cabeza sobre el pecho, y de repente... -¡Bum... bum... bum... bum!- el órgano más importante de todo animal se haría presente. Consecuentemente, a Max lo tiraron a un costado, luego de amordazarlo.Una vez terminada la carga, y la posterior salida del camión hacia las fosas, los guardias llevan al maniatado hacia su cuarto y les avisan a sus compañeros, que en la mañana temprano sería llevado hacia el peor lugar qeu podía haber imaginado.
- ¡Saumensch!, avísenle a este vivo que mañana se le cumplirá el deseo, será enviado hacia las cámaras de gas para que así conozca las fosas hacia donde se quería escapar hoy- enfurecido se dirigía el oficial.
Max se había desmayado, a unos pocos segundos de esconderse, del inteso olor que despedía cada cuerpo. Luego de recuperar el conocimiento, recibió la terrible noticia, mientras lo desataban le informaban lo sucedido.
¿Cámara de gas? fueron los lugares de destrucción masiva, entraban hombres, mujeres, niños y salían toneladas de cuerpos sin distinción alguna.
Toda la noche, el señor estuvo despierto, el miedo lo había devorado por completo, la desesperación formaba parte del sudor, tantas cosas se le cruzaban por la cabeza que le terminaban de robar el sueño. Cada momento que había vivido se le hacía presente esa noche.
La hora pactada por los alemanes rondaba las 8, 8:30 de la mañana; transcurrían las 5, casi 6 de la madrugada y Max ya se había entregado al calvario, decidió no pelear más, era la hora de darse por vencido. El racismo, la discriminación le habían ganado la batalla; por lo que las últimas horas de su desdichada vida la quería pasar durmiendo.
Llegada las 7:30 hs, todo cambiaría en Max, los prisioneros, los campos, en toda Alemania; se sintieron sobrevolar por la zona bombarderos B-17 pertenecientes a EEUU. Con el sonar de sus metralletas, hacían temblar el campo. Inmediatamente empezaron las corridas, los de las S.S. quisieron contrarrestar el ataque, pero resultó inútil. Y el ejército Rojo había invadido y tomado el centro de Berlín, dando así el triunfo de la Guerra a los Aliados.
Uno por uno iban cayendo los soldados del Eje como si fuesen muñecos de vidrieras. Esa mañana cambié de almas, Ya no eran de los humillados prisioneros, sino provenían de esos muñecos que no podían hacer nada al ver como la guerra se les escapaba de las manos.
Alrededor de las 8:30 ya no quedaba nadie; los prisioneros estaban ocultos al escuchar semejante tiroteo, lo único que se veía era el avance de los aliados que chequeaban cuarto por cuarto y rescataban judío por judío, gitano por gitano, toda persona que fue castigada y aprisionada en esos terribles depósitos y que permanecían con vida fue socorrida, incluyendo a Max Vandenburg, quien lloraba de la emoción. De aquellas lágrimas sacó su último esfuerzo y pudo salir.
Es así que se salvó de la cámara de gas, de seguir sufriendo los continuos latigazos, de los trabajos forzosos, se escapó- literalmente- de mis manos.
Luego de recuperar la vitalidad en unos días, decidió estar unos meses con una de las pocas familias que quedaba completas.
Transcurrieron 120 días, durante los cuales se había afeitado, cortado el pelo, haberse alimentado hasta 5 veces por día, eligió cambiar su manera de vivir. En primera instancia, volver por Liesel, porque estaba seguro de que la niña seguía viva, ella fue fuerte y era imposible que se hubiese dejado vencer como lo hizo él una vez; y en segundo lugar, llevársela y formar una familia con la relación tío-sobrina para, así, reconstruir su vida, o mejor aun, CREAR UNA NUEVA.


VILLAGRAN ALBErto

Laureana dijo...

Profe acá le dejo mi final de la historia... porque no entiendo cómo subirlo en otro lado:

Australia, 15 de agosto de 1972

Esta tarde, cuando pasaba por la plaza frente al salón municipal escuché, casi imperceptible, un sonido que me llamó hasta hipnotizarme. Era el de un viejo bandoneón azul; tocado por un anciano sentado sobre las baldosas. El hombre era igual a mi padre, era tan extrañamente parecido...
Dejé caer las bolsas de las compras sin darme cuenta y cerré los ojos. De repente muchas imágenes se proyectaron en mi mente, como diapositivas con sonidos que pasaban una detrás de otra. Himelstrase, mi padre tocando el bandoneón; mi padre ayudándome a leer; yo y Rudi huyendo por una calle de tierra, con los bolsillos repletos de manzanas; Rosa y un olor inconfundible a guiso y ropa recién planchada, Max, contándome sus sueños, y de repente, una explosión estridente.
Las diapositivas teñidas de negro y la luz otra vez. Era un día claro, y el viejo seguía tocando su melodía. Las naranjas de las bolsas rodaron calle abajo, pero no puede moverme. Las lágrimas se apoderaron de mis ojos hasta nublar del todo la vista y ya no puede ver más nada.
Recogí las frutas y seguí caminando con las bolsas. Empecé a correr y corrí hasta llegar a casa. Allí estaban las dos, como luces dentro del lúgubre comedor. Las abracé fuerte y les dije que las amaba. Es cierto. Amo a mis hijas más que nadie; tanto como amé a Hans y a la familia que me enseñó a amar y a ser feliz, aún en el más trágico de los días.

Anónimo dijo...

Hola holaaa!
Bueno estaba leyendo algunas de las producciones de los chicos y la verdad que estan bastante buenas. No comente en cada escrito porque no llegué a leerlos a todos por falta de tiempo y cansacio.
Muy buena la idea del blog de idioma.

Espero que me recomende libros profe! ya que me parecio un lindo libro el que nos hizo leer para la materia y me gustaría leer algunos mas x)

Bueno un saludo a todos

Ulises Cappa 5to 2da

Anónimo dijo...

PROFEEE!!
BUENOOO PARA KEE VEAA
KEE SII FIRMEE! =)
EJEJEJE!
AHH PEROO TAMBIENN LEEII EHH?

SIGA ASI CONN ESAA BUEENA ONDAA!
SEE LOO KIEREE UNA BANDAAA!

BEZOZZ!

PaULiiS!*

Anónimo dijo...

AHH ME OLVIDE DE DECIRR
KE ESTAA MUI BUENOO EL BLOG..
ME DISTRAJEEE MUCHO LEYENDOO!
YA ME DUELEENN LOS OJOSS!
PEROO BUENOOOO...

AHORAA SEEE!
MEE VOIII!


PaULiS!*

Un corto de los chicos de la promo 2007

Este es uno de los productos del taller de cortos de este año en Idioma Nacional de sexto. Espero que les guste. Les cuento que se basó en un poema de Alejandra Pizarnik y el guión y la actuación y todo pertenece a Valentina Ovejero Arauz y a Carolina Cañazares.

Un corto de los chicos de sexto año para compartir

Loading...